La eurozona desaceleró en el tercer trimestre

La economía de la zona euro experimentó en el tercer trimestre del año una expansión de 0,1% respecto del período anterior, en el que había crecido 0,3%, según la primera estimación publicada por Eurostat.

15 noviembre, 2013

El escaso crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) se dio como consecuencia principalmente de la marcada desaceleración de Francia (-0,1%) y Alemania (+0,3%), mientras que Italia, la tercera economía de la región, continuó en recesión (-0,1%).

  

En el conjunto de la Unión Europea la actividad económica registró en el tercer trimestre del año una expansión de dos décimas respecto al segundo trimestre, cuando había crecido 0,3%, indicó el sitio Europa Press.

  

En términos interanuales, el PIB de la eurozona experimentó entre julio y septiembre una contracción de 0,4%, dos décimas mejor que el dato del trimestre precedente, mientras que los veintiocho lograron salir de territorio negativo con una expansión interanual de 0,1%, frente a la caída de 0,2% del trimestre precedente.

  

Entre los países que comparten la moneda única, en el tercer trimestre de 2013 sólo Italia (-0,1%) y Chipre (-0,8 %), así como Eslovenia y Grecia, cuyos datos no estaban actualizados, permanecían en recesión, después de que España (+0,1%), Estonia (+0,4 %) y Países Bajos hayan retornado a tasas positivas de crecimiento.

  

No obstante, la gradual mejoría apreciada entre la mayoría de los miembros de la eurozona se vio sobrepasada por la acusada desaceleración de Alemania, cuyo PIB pasó de crecer 0,7% en el segundo trimestre a 0,3% entre julio y septiembre, y el desplome de la actividad en Francia, que volvió a entrar en territorio negativo con una caída del PIB de 0,1% en el tercer trimestre, frente a la expansión de 0,5% de los tres meses anteriores.

  

Por otra parte, el Banco Central Europeo (BCE) proyectó que los índices de inflación en la eurozona continuarán bajos al menos hasta 2015.

  

Los 54 expertos consultados por la entidad monetaria prevén una inflación de 1,4% para este año, un leve incremento de 1,5 % en 2014 y de 1,6% en 2015.

  

En octubre, la inflación en la eurozona cayó a 0,7%, lo que provocó que el BCE redujera las tasas de interés a un mínimo histórico del 0,25 por ciento.

  

Las previsiones emitidas por la entidad indican que el crecimiento de la eurozona ascenderá a 1 por ciento durante el próximo año.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades