La Anses reduce su plantel de contratados

Alcanzaría a 30% de esos empleados. A los trabajadores de la planta permanente se les aplicó un ajuste de 13% en sus salarios.

9 agosto, 2001

(NA). – En el marco de una profunda reforma administrativa, 30% del personal contratado por la Anses dejaría de pertenecer a ese organismo, reveló hoy (jueves 9) su interventor, Douglas Llyal.

El funcionario explicó que la Anses cuenta actualmente con 7.900 empleados, entre los que pertenecen a la planta permanente y los que trabajan contratados.

Llyal indicó que a los trabajadores de la planta permanente se les aplicó un ajuste del 13% en sus salarios mensuales, mientras que para los contratados “pensamos en una reducción de 30% de la partida global”.

El nuevo titular de la Anses, un hombre cercano a la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, prometió que su gestión se caracterizará por la puesta en marcha de una “política de transparencia que permita detectar beneficios irregulares y optimizar los recursos con los cuales contamos”.

En declaraciones a un canal de noticias, el funcionario admitió que el problema de ese organismo “es que los cargos gerenciales no se cubren a través de un sistema de concursos”.

No obstante, aclaró que en los últimos meses “hemos encarado una reforma administrativa que permitió pasar de 20 a 7 gerencias de primer nivel, y hoy firmé la resolución para pasar de 80 a 40 gerencias de segundo nivel”.

En ese sentido, manifestó que el ahorro que provoca esta reforma jerárquica “no es importante en términos cuantitativos, pero sí en lo cualitativo, porque hemos logrado una estructura dinámica que permitirá una gestión mucho más transparente”.

Por otra parte, Lyall recordó que junto con diputados del oficialismo, la Anses está elaborando un proyecto para “clarificar” el sistema de regímenes especiales, de donde se desprenden las jubilaciones de privilegio.

“Nuestra intención es que se dicte una ley que establezca que en nuestro país no van a existir más regímenes especiales. Entiendo que la aplicación de esa norma sería retroactiva a 1994, año en que se modificó el sistema previsional, y se le puso un techo de $ 3.100 a las jubilaciones de privilegio”, puntualizó el funcionario.

En otro orden, Lyall precisó que el recorte de 13% en los haberes –autorizado por la reciente ley de déficit cero– se aplicó a la totalidad de los jubilados, tanto para los que ganan más de $ 500 como los que perciben menos.

En este sentido, explicó que a quienes cobran menos de esa cifra, se les otorgó un subsidio equivalente a la suma de la reducción.

El funcionario sostuvo, además, que en la actualidad, hay 1.032 jubilados que tienen más de 100 años de edad, a los cuales, según dijo, “les pedimos el certificado de supervivencia todos los meses y, por muestreo, a 50 de estas personas las visitamos a domicilio”.

(NA). – En el marco de una profunda reforma administrativa, 30% del personal contratado por la Anses dejaría de pertenecer a ese organismo, reveló hoy (jueves 9) su interventor, Douglas Llyal.

El funcionario explicó que la Anses cuenta actualmente con 7.900 empleados, entre los que pertenecen a la planta permanente y los que trabajan contratados.

Llyal indicó que a los trabajadores de la planta permanente se les aplicó un ajuste del 13% en sus salarios mensuales, mientras que para los contratados “pensamos en una reducción de 30% de la partida global”.

El nuevo titular de la Anses, un hombre cercano a la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, prometió que su gestión se caracterizará por la puesta en marcha de una “política de transparencia que permita detectar beneficios irregulares y optimizar los recursos con los cuales contamos”.

En declaraciones a un canal de noticias, el funcionario admitió que el problema de ese organismo “es que los cargos gerenciales no se cubren a través de un sistema de concursos”.

No obstante, aclaró que en los últimos meses “hemos encarado una reforma administrativa que permitió pasar de 20 a 7 gerencias de primer nivel, y hoy firmé la resolución para pasar de 80 a 40 gerencias de segundo nivel”.

En ese sentido, manifestó que el ahorro que provoca esta reforma jerárquica “no es importante en términos cuantitativos, pero sí en lo cualitativo, porque hemos logrado una estructura dinámica que permitirá una gestión mucho más transparente”.

Por otra parte, Lyall recordó que junto con diputados del oficialismo, la Anses está elaborando un proyecto para “clarificar” el sistema de regímenes especiales, de donde se desprenden las jubilaciones de privilegio.

“Nuestra intención es que se dicte una ley que establezca que en nuestro país no van a existir más regímenes especiales. Entiendo que la aplicación de esa norma sería retroactiva a 1994, año en que se modificó el sistema previsional, y se le puso un techo de $ 3.100 a las jubilaciones de privilegio”, puntualizó el funcionario.

En otro orden, Lyall precisó que el recorte de 13% en los haberes –autorizado por la reciente ley de déficit cero– se aplicó a la totalidad de los jubilados, tanto para los que ganan más de $ 500 como los que perciben menos.

En este sentido, explicó que a quienes cobran menos de esa cifra, se les otorgó un subsidio equivalente a la suma de la reducción.

El funcionario sostuvo, además, que en la actualidad, hay 1.032 jubilados que tienen más de 100 años de edad, a los cuales, según dijo, “les pedimos el certificado de supervivencia todos los meses y, por muestreo, a 50 de estas personas las visitamos a domicilio”.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades