Irán podría convertirse en la próxima Siria

La política de Trump con Irán amenaza la seguridad de Europa, dice The Spiegel.

 Si la Unión Europea no se le planta al presidente norteamericano es muy posible que pronto el mundo comience a hablar de la crisis de Irán. Después de dos crisis del euro, de la crisis de Ucrania y de la crisis de los refugiados, la iraní podría marcar otro hito en el mandato de Angela Merkel en Alemania.

Otra vez, Alemania y Europa podrían estar tropezando con una crisis muy predecible. Después del problema con los refugiados, Merkel dijo que está mal recurrir a la política de “mirar para otro lado”n que habría que haberse dado cuenta de lo que estaba ocurriendo y haber hecho algo antes.

Lo mismo ocurre con Irán. El país está inquieto. Hace meses que la gente sale a las calles a manifestar su insatisfacción cotidiana. La última vez que el régimen sufrió este tipo de presiones fue durante el Movimiento Verde en 2009. Pero esta vez, la insatisfacción no se limita a un movimiento político, ni a Teherán.

En muchas de las provincias, la gente se levanta para protestar por la escasez de agua, el precio del pan, el desempleo y el nepotismo. Protestan con indignación y desaliento. La inflación instalada envía los precios de los alimentos a las nubes mientras la moneda colapsa.

La crisis económica en Irán se origina en problemas internos e internacionales y es el resultado de desmanejo y corrupción pero también de años de sanciones y aislamiento.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades