Emerge la eurozona: Portugal sorprende

Eurostat dio la buena nueva: la eurozona por fin salió de una recesión que ya duraba año y medio gracias al empuje de Francia y Alemania, pero la gran sorpresa la dio Portugal entre abril y mayo.

Olli Rehn se congratuló en su blog que el PIB europeo —tanto los 28 países de la UE como los 17 que comparten moneda única— creciera entre abril y junio un 0,3% en comparación con los tres meses anteriores, pero insistió en que aún queda mucho trabajo por delante.

Con la periferia que no termina de levantar el vuelo, el propio comisario europeo de Asuntos Económicos, si bien reivindica la política económica e insta a perseverar en la estabilidad presupuestaria y las reformas, advierte sobre la deuda y la necesidad de poner los pilares de una auténtica unión económica y monetaria.

 

La recesión sigue en al menos cuatro países, España, Italia, Holanda y Chipre; y es muy probable que otros tres que aún no han publicado sus cifras —Grecia, Irlanda y Eslovenia— también estén en rojo.

 

La tercera, cuarta y quinta economía del euro siguen en la banda negativa, aunque algo más leve: España, tras casi dos años en recesión, ha caído solo un 0,1%, e Italia y Holanda (en pleno ajuste con protesta social) se quedaron en un 0,2%.

 

La desocupación es la que no afloja y continúa en niveles récord, con una media del 12,3% en junio; y con dos países (España y Grecia) convertidos en verdaderos agujeros negros del empleo, con más de un cuarto de su población activa sin trabajo.

 

La coyuntura mejora, sí, pero la riqueza generada en Europa durante el segundo trimestre de este año aún es inferior a la del mismo período de 2012.

 

Si se mide de esta forma, el producto interior bruto de la eurozona cayó un 0,7%, mientras que el de la UE lo hizo un 0,2%.

 

Alemania ha podido crecer un 0,7% gracias a la demanda interna y a un aumento del gasto público que llega justo antes de las elecciones en las que Angela Merkel pretende ganar por tercer vez. Francia, con un avance del 0,5%, abandona la recesión debido también al repunte de la producción industrial. Para los dos países este trimestre es el mejor de los últimos dos años y medio.

La auténtica sorpresa la protagonizó Portugal. Tras encadenar 10 trimestres consecutivos de una recesión en la que se ha dejado un 7% del PIB, la economía lusa creció gracias al sector externo un fenomenal 1,1%, la tasa más alta de toda la UE. Lo que no significa que vaya a modificarse la política de recortes y reformas en los próximos años, lo cual afectará al consumo.

Fuera de la eurozona, destaca la fortaleza de Reino Unido, que a excepción de Letonia y Lituania, fue el que más creció en términos interanuales: el PIB es un 1,4%% mayor que en el mismo trimestre del año pasado. Su mejora y la de Estados Unidos abonan la teoría de que este puede ser el inicio de la salida de la crisis.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades