El posible Brexit adquiere nueva urgencia

El viernes le llovieron las felicitaciones a David Cameron por su contundente triunfo en las elecciones. Pero esos saludos encubren la preocupación de que ahora sí habrá que abordar el tema sobre la participación de Gran Bretaña en La Unión Europea. 

La verdad, nadie esperaba que triunfara Cameron. Y ahora todos los jefes de Estado en la Europa de la Unión sienten la necesidad de apurar las negociaciones para aventar lo que denominan un posible “Brexit” o sea la salida de Gran Bretaña de la comunidad europea. En viernes, en su discurso del triunfo, dijo que deseaba que Gran Bretaña permanezca en la UE.

Un referéndum en 2017 para que el pueblo decida sobre la permanencia en la Unión europea pondría al país en un limbo de dos años y podría también paralizar la política y la economía en momentos en que están tensas las relaciones con Rusia, Grecia, los refugiados, ISIS . A los líderes europeos no les hace ninguna gracia esperar dos años para una definición.

Los líderes europeos ven las próximas negociaciones con aprensión. No esperaban tener que sentarse frente a un líder tan reacio a Europa como Cameron y además con tanto poder que no necesita acordar con otros sectores para tomar una decisión. Algunos ya le han hecho llegar sus exigencias de que tan pronto como el próximo mes de junio fije los detalles para la reunión cumbre de la UE.

Voces en contra en Reino Unido

Abandonar la UE desataría un tsunami económico en las islas, dice David Blanchflower, un economista y ex miembro del Monetary Policy Committee.

Los Tories y el Ukip quieren un referéndum divisivo sobre la Unión Europea que la evidencia económica sugiere resultaría en una salida económicamente perjudicial (Brexit). Estar dentro de un área de comercio libre con una barrera de aranceles externos tiene grandes ventajas; al abandonarla el país queda sujeto a esa barrera, lo cual sube el precio de los bienes y servicios.

En mi club de golf el que tiene que jugar tiene que pagar. Si no, se va. La UE tiene básicamente las mismas reglas y la Comisión Europea ha dicho claramente que no van a torcer sus reglas para complacer a David Cameron. Brexit parece una mala idea dado que el Reino Unido está experientando un gran problema con su balance de cuenta corriente, que muestra ahora un déficit récord y El Reino Unido no está exportando lo suficiente
Las grandes empresas británicas se oponen al Brexit. El CBI (Confederation of British Industry) ya se pronunció en contra. Y un estudio de la firma contable Deloitte reveló que las empresas que atienden en su gran mayoría creen que las dañaría.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades