El mercado probará los anuncios económicos

Tras conocerse la nuevas medidas, se esperan reacciones favorables en los mercados quienes observarán las circunstancias políticas en torno a los recientes anuncios del Gobierno.

13 noviembre, 2000

Después del paquete de medidas anunciadas por el presidente de la Rúa, el Gobierno enfrentará otra prueba en los mercados financieros.

A pesar de que los anuncios recibieron algunas objeciones de los legisladores del PJ y de algunos economistas y empresarios, se espera una semana positiva en el entorno bursátil, más allá de los vaivenes que genera aún en el mundo la incertidumbre sobre quién ganará finalmente las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, realizadas el martes último.

En la Argentina, el viernes próximo pasado, se observaron aumentos en los títulos de deuda argentina que cotizan en Wall Street, y un resultado positivo en la bolsa porteña, cuyo principal indicador, el Merval, subió 1,2%; también el viernes se produjo una caída en el riesgo país, que cerró en 9,2% tras alcanzar, el jueves, un pico de 10,1%.

Tales repuntes se generaron un par de horas luego de que De la Rúa anunciara, el paquete de medidas destinadas a reducir la incertidumbre en la economía argentina, que incluyó también la finalización de la jubilación estatal para nuevos beneficiarios.

Los mercados seguirán de cerca en las próximas horas, las circunstancias políticas: si la iniciativa oficial consigue el necesario aval político del Congreso Nacional y los gobiernos provinciales, el desenlace de los reclamos de las provincias del Noroeste y la presión de las patagónicas para que se mantengan los subsidios al gas, los combustibles y el tabaco en el presupuesto 2001.

La Fundación Capital ha elaborado un informe en el que señala que el análisis del esquema de vencimientos de la deuda pública de largo plazo plantea la necesidad de renovar el próximo año deuda por US4 14.500 millones, monto que sobrepasa en más de US$ 2.000 millones los vencimientos del presente año.

Se advierte que, sobre el total de la deuda por renovar, 25% corresponde a préstamos contraídos con organismos internacionales y la banca comercial, mientras que el resto está compuesta por títulos públicos.

De este porcentaje, unos US$ 5.500 millones corresponden al vencimiento de los bonos domésticos y a otros US$ 5.100 millones en bonos colocados en los mercados internacionales. “Es decir, 60% del total de los vencimientos son obligaciones que el sector publico tendrá en el mercado internacional y sólo 40% en el mercado doméstico”, concluyó el informe.

Después del paquete de medidas anunciadas por el presidente de la Rúa, el Gobierno enfrentará otra prueba en los mercados financieros.

A pesar de que los anuncios recibieron algunas objeciones de los legisladores del PJ y de algunos economistas y empresarios, se espera una semana positiva en el entorno bursátil, más allá de los vaivenes que genera aún en el mundo la incertidumbre sobre quién ganará finalmente las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, realizadas el martes último.

En la Argentina, el viernes próximo pasado, se observaron aumentos en los títulos de deuda argentina que cotizan en Wall Street, y un resultado positivo en la bolsa porteña, cuyo principal indicador, el Merval, subió 1,2%; también el viernes se produjo una caída en el riesgo país, que cerró en 9,2% tras alcanzar, el jueves, un pico de 10,1%.

Tales repuntes se generaron un par de horas luego de que De la Rúa anunciara, el paquete de medidas destinadas a reducir la incertidumbre en la economía argentina, que incluyó también la finalización de la jubilación estatal para nuevos beneficiarios.

Los mercados seguirán de cerca en las próximas horas, las circunstancias políticas: si la iniciativa oficial consigue el necesario aval político del Congreso Nacional y los gobiernos provinciales, el desenlace de los reclamos de las provincias del Noroeste y la presión de las patagónicas para que se mantengan los subsidios al gas, los combustibles y el tabaco en el presupuesto 2001.

La Fundación Capital ha elaborado un informe en el que señala que el análisis del esquema de vencimientos de la deuda pública de largo plazo plantea la necesidad de renovar el próximo año deuda por US4 14.500 millones, monto que sobrepasa en más de US$ 2.000 millones los vencimientos del presente año.

Se advierte que, sobre el total de la deuda por renovar, 25% corresponde a préstamos contraídos con organismos internacionales y la banca comercial, mientras que el resto está compuesta por títulos públicos.

De este porcentaje, unos US$ 5.500 millones corresponden al vencimiento de los bonos domésticos y a otros US$ 5.100 millones en bonos colocados en los mercados internacionales. “Es decir, 60% del total de los vencimientos son obligaciones que el sector publico tendrá en el mercado internacional y sólo 40% en el mercado doméstico”, concluyó el informe.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades