EE.UU.: cae la confianza del consumidor

El índice de confianza de los consumidores, un indicador clave de la economía de los Estados Unidos, cayó en noviembre por segundo mes consecutivo.

29 noviembre, 2000

El índice de confianza medido por la encuesta de The Conference Board descendió hasta los 133,5 puntos en noviembre , la cifra más baja desde octubre de 1999.

El nivel de confianza sobre la situación futura también bajó a 103,4 puntos, mientras que el de la situación presente subió levemente al quedar en 178 .

«La baja en las expectativas puede reflejar la preocupación sobre la elección presidencial, aún sin solución. Pero la confianza en las condiciones económicas presentes permite esperar un fuerte gasto en la temporada navideña», aseguró Lynn Franco, encargada del estudio.

En tanto, el gobierno estadounidense informó ,también, que los pedidos de bienes duraderos disminuyeron drásticamente en octubre, lo que indica que la demanda de las empresas y los consumidores se está desacelerando.

El valor de nuevos pedidos de bienes duraderos, como automóviles, aviones y muebles, disminuyó 5,5% a una tasa estacionalizada de US$ 209.010 millones, indicó el Departamento de Comercio.

La reducción en los pedidos en octubre fue peor que lo pronosticado por los economistas, que habían proyectado una disminución de 1,3%.

A nivel del comercio minorista, el primer fin de semana de la temporada de ventas registró un aumento de 3,8% en relación con el mismo período del año pasado, según la firma TeleCheck Services.

Aunque eso muestra que los consumidores en Estados Unidos siguen dispuestos a gastar su dinero, el aumento fue modesto comparado con el salto de 5,2% en las ventas registrado en el fin de semana que siguió al Día de Acción de Gracias en 1999.

El índice de confianza medido por la encuesta de The Conference Board descendió hasta los 133,5 puntos en noviembre , la cifra más baja desde octubre de 1999.

El nivel de confianza sobre la situación futura también bajó a 103,4 puntos, mientras que el de la situación presente subió levemente al quedar en 178 .

«La baja en las expectativas puede reflejar la preocupación sobre la elección presidencial, aún sin solución. Pero la confianza en las condiciones económicas presentes permite esperar un fuerte gasto en la temporada navideña», aseguró Lynn Franco, encargada del estudio.

En tanto, el gobierno estadounidense informó ,también, que los pedidos de bienes duraderos disminuyeron drásticamente en octubre, lo que indica que la demanda de las empresas y los consumidores se está desacelerando.

El valor de nuevos pedidos de bienes duraderos, como automóviles, aviones y muebles, disminuyó 5,5% a una tasa estacionalizada de US$ 209.010 millones, indicó el Departamento de Comercio.

La reducción en los pedidos en octubre fue peor que lo pronosticado por los economistas, que habían proyectado una disminución de 1,3%.

A nivel del comercio minorista, el primer fin de semana de la temporada de ventas registró un aumento de 3,8% en relación con el mismo período del año pasado, según la firma TeleCheck Services.

Aunque eso muestra que los consumidores en Estados Unidos siguen dispuestos a gastar su dinero, el aumento fue modesto comparado con el salto de 5,2% en las ventas registrado en el fin de semana que siguió al Día de Acción de Gracias en 1999.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades