Desacople transatlántico

Estados Unidos puede recuperar este año su crecimiento económico. La economía de la eurozona, en cambio, podría caer en una profunda recesión.

Desde el principio, la pandemia del coronavirus infligió heridas más profundas en Europa que en Estados Unidos. Ahora, para dar respuestas a la crisis, ambas economías se van a alejar todavía más. Europa produjo mucho menos que Estados Unidos durante la pandemias. O sea que su economía creó menos empleos, generó menos demanda y menos inflación.

Según algunos economistas, Estados Unidos este año empujará para adelante mientras Europa se verá frenada por menos consumo, más restricciones a las empresas y menor tasa de vacunación. Para Erik Nielsen, economista jefe del Banco italiano Unicredit, “es probable que este año Estados Unidos logre el ritmo de crecimiento económico que tenía antes de la pandemia mientras que en Europa no hay posibilidad realista de que eso ocurra hasta pasados algunos años”.

El gobierno norteamericano aprobó la semana pasada un paquete de gastos de US$ 1,9 billones (millones de millones)que, según cálculos de Nielsen, la economía se beneficiará este año con un estímulo fiscal equivalente a 11-12% del PBI. Contrariamente, las nuevas medidas fiscales planeadas por los 19 países de la Eurozona combinadas con el gasto extra de los actuales planes de bienestar, ingresos impositivos perdidos y pagos del fondo de recuperación de la UE, todo eso junto suma 6% del PBI, 70% de la brecha de producción del bloque.

Joe Biden dijo esta semana que para el primero de mayo todos los ciudadanos del país serán elegibles para la vacunación y puso el 4 de julio, día de la independencia, como meta para el retorno a la normalidad. En cambio, la Unión Europea hace esfuerzos por cumplir con la meta de vacunar al 70% de los adultos para septiembre, y sufre demoras de producción y problemas con la eficacia y posibles efectos secundarios de la vacuna AstraZeneca.

En Europa, Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo dijo que las medidas fiscales de Europa todavía no logran arrancar”. La economía de la eurozona se contrajo 6,6% el año pasado y se calcula que el bloque se deslizará hacia una profunda recesión con un segundo trimestre de crecimiento negativo en los primeros tres meses de este año.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades