De la Sota y la CGT

La dirigencia gremial, encolumnada en la CGT "oficial" fue a verlo a Córdoba. Se trató la crisis automotriz y la interna del PJ.

El gobernador de Córdoba –José Manuel De la Sota– se reunió ayer con la conducción de la CGT “oficial”. El temario incluyó, oficialmente, la crisis del sector automotriz y la baja del índice de desempleo en la provincia, entre otros temas. Fuentes cercanas a la reunión aseguran que también se habló sobre la interna del Partido Justicialista, que se encuentra inmerso en una importante lucha por su conducción.

El gobernador cordobés calificó al encuentro como “muy bueno”. “expuse mi preocupación por el sector automotor: pronto se terminará el Plan Canje y me enteré por los diarios que el Gobierno nacional no aceptaría una propuesta mía para reducir impuestos y rebajar el precio de los autos. Y si no tomamos medidas habrá suspensiones y pérdida de puestos de trabajo” —dijo De la Sota—. El gobernador defendió los programas de subsidio al empleo privado que implementó en su provincia, y confirmó que el miércoles próximo irá a la reunión del Consejo Superior del PJ.

La preocupación por el futuro de la industria automotriz de su provincia es totalmente comprensible. El sector –incluidas terminales y autopartistas– emplea a 25% de la mano de obra industrial de la provincia. De allí sale 40% de los vehículos que se venden en el país, que son fabricados por FIAT, Iveco y Chrysler, entre otras compañías.

Representando a la CGT, estuvieron presentes en la reunión, Rodolfo Daer, Armando Cavalieri, Oscar Lescano y Andrés Rodríguez. Los sindicalistas también se mostraron muy conformes con el encuentro; Cavalieri manifestó que Córdoba es una muestra de que “sin salir del modelo y sin devaluar, se puede combatir la recesión. La cuestión es apostar a la producción y al empleo”.

El gobernador de Córdoba –José Manuel De la Sota– se reunió ayer con la conducción de la CGT “oficial”. El temario incluyó, oficialmente, la crisis del sector automotriz y la baja del índice de desempleo en la provincia, entre otros temas. Fuentes cercanas a la reunión aseguran que también se habló sobre la interna del Partido Justicialista, que se encuentra inmerso en una importante lucha por su conducción.

El gobernador cordobés calificó al encuentro como “muy bueno”. “expuse mi preocupación por el sector automotor: pronto se terminará el Plan Canje y me enteré por los diarios que el Gobierno nacional no aceptaría una propuesta mía para reducir impuestos y rebajar el precio de los autos. Y si no tomamos medidas habrá suspensiones y pérdida de puestos de trabajo” —dijo De la Sota—. El gobernador defendió los programas de subsidio al empleo privado que implementó en su provincia, y confirmó que el miércoles próximo irá a la reunión del Consejo Superior del PJ.

La preocupación por el futuro de la industria automotriz de su provincia es totalmente comprensible. El sector –incluidas terminales y autopartistas– emplea a 25% de la mano de obra industrial de la provincia. De allí sale 40% de los vehículos que se venden en el país, que son fabricados por FIAT, Iveco y Chrysler, entre otras compañías.

Representando a la CGT, estuvieron presentes en la reunión, Rodolfo Daer, Armando Cavalieri, Oscar Lescano y Andrés Rodríguez. Los sindicalistas también se mostraron muy conformes con el encuentro; Cavalieri manifestó que Córdoba es una muestra de que “sin salir del modelo y sin devaluar, se puede combatir la recesión. La cuestión es apostar a la producción y al empleo”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades