De Argelia a Zimbabwe: el espectro del coronel

“Debe rendirse para evitar una ejecución sumaria que tampoco nosotros buscamos”, pide a Muammar Ghadafi el vice del consejo nacional de transición, Mahmud Dyibril. Lo mismo dice su jefe, Mustafá Ahmed Dyalil. Pero la sombra del prófugo es escurridiza.

<p>Mientras tanto, se multiplican las versiones sobre los desplazamientos del caudillo por media &Aacute;frica. Por ejemplo, efectivos triunfantes estaban a la caza de un convoy blindado que, parece, sali&oacute; de Sirte (reducto de la tribu Ghadafa) rumbo a Sebha, un oasis del centro sur a 800 km de Tr&iacute;poli.<br />
<br />
Otra especie habla de un Mercedes Benz, tambi&eacute;n blindado, que condujo al dictador depuesto al conf&iacute;n con Argelia, en las monta&ntilde;as de Nafusa, v&iacute;a Gadam&eacute;s. Este escenario incluye transferencias de fondos familiares a un banco argelino. La posibilidad tiene en cuenta que otro dictador petrolero del Maghreb &ndash;Ahmed Buteflika- nunca ha ocultado su desprecio por los rebeldes de Libia oriental, hoy due&ntilde;os de casi todo el pa&iacute;s.<br />
<br />
Por su parte, el brit&aacute;nico Daily Mail afirma este domingo que Ghadafi reside desde hace cuatro d&iacute;as en el paup&eacute;rrimo Zimbabwe. Protegido por un dictador a&uacute;n m&aacute;s sangriento, Robert Mugabe, a quien el coronel ha subsidiado durante a&ntilde;os.<br />
<br />
En realidad, varios observadores en Par&iacute;s y Londres no creen que Argel quiera arriesgar una crisis con la Organizaci&oacute;n del Tratado Noratl&aacute;ntico dando asilo a un aut&oacute;crata ca&iacute;do en desgracia. Este fin de semana la lista de refugios posibles inclu&iacute;a adem&aacute;s otra dictadura, Sud&aacute;n (ya sin su tercio meridional, Adzania), N&iacute;ger y Chad. En ambos casos, origen de los milicianos que comanda, o comandaba, Jam&iacute;s Ghadaf&iacute;. <br />
<br />
Eso s&iacute;, Tr&iacute;poli no cree que el pr&oacute;fugo se refugie en &aacute;reas bereberes (desierto de Libia) o tuareg (sudoeste del pa&iacute;s). Durante cuarenta a&ntilde;os, el ra&rsquo;is persigui&oacute; a las tribus no &aacute;rabes; igual que Buteflika.</p>
<p><br />
&nbsp;</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades