Avanza la negociación con el FMI

El Gobierno y los técnicos de la misión del FMI intensificarán las negociaciones para consensuar el borrador del acuerdo de tres años que le permita a la Argentina reprogramar las deudas con los organismos internacionales de crédito.

El representante permanente del FMI en la Argentina, John
Dodsworth, y el jefe de la misión, John Thornton, mantendrán hoy
nuevos encuentros con funcionarios del Palacio de Hacienda y del
Banco Central.

Además, los dos funcionarios mantendrían entre hoy y mañana,
antes de retornar a Washignton para informar al directorio del
FMI, un nuevo encuentro con el ministro de Economía, Roberto
Lavagna.

El objetivo de estos encuentros es llevarse mañana a Washington
el borrador de un texto acordado que sirva para la redacción final
de la carta intención de un acuerdo de mediano plazo.

Una parte de la misión de técnicos quedará en el país
continuando con los análisis macroeconómicos de las cifras de las
cuentas públicas, y esperando la aprobación por parte del Congreso
de algunas leyes pendientes de aprobación que figuran en los
compromisos del acuerdo actualmente vigente, que finaliza a fin
de mes.

Lavagna concurrió ayer al parlamento para pedir especialmente
la aprobación de la ley de reforma de la Carta Orgánica del Banco
Central por la que se autoriza adelantos al Tesoro nacional.
Eso le permitiría al Gobierno comprar dólares para poder pagar
vencimientos de deudas con el FMI, en caso de que se demore el
acuerdo.

Argentina debe pagar en la primer semana de septiembre
alrededor de 3.500 millones a los organismos internacionales de
crédito, y 6.500 millones en los últimos cuatro meses del año.
El punto crítico de la negociación es la meta de superávit
fiscal primario que todavía no fue acordada, aunque se trabaja
sobre una hipótesis de entre el 3,2 y el 3,3 por ciento del PBI
para el año próximo. Esa meta aumentaría en forma gradual en 2004
y 2005.

Los técnicos del FMI se reunieron ya con el presidente del
BCRA, Alfonso Prat Gay para analizar el programa monetario
trianual, que incluirá el acuerdo y el funcionamiento de la unidad
de restructuración bancaria.

Si bien el Central aún no definió el modelo que se utilizará
para el cálculo definitivo de la meta inflacionaria, los números
preliminares de los técnicos de la entidad habrían logrado la
aprobación de los hombres del Fondo.

En Economía se estima que la inflación para 2004, estaría entre
el 6 y el 7 por ciento, calculada a los fines de poder estimar los
recursos.

La misión del FMI se reunió también con el ministro de
Planificación Federal, Julio De Vido, en la que se refirieron a la
construcción de nuevos marcos regulatorios de los servicios
públicos.

Además mantuvo un encuentro con el secretario de Finanzas,
Guillermo Nielsen, y su equipo, donde se analizó las negociación
que mantiene el Gobierno con los acreedores de la deuda externa
del sector privado.

El representante permanente del FMI en la Argentina, John
Dodsworth, y el jefe de la misión, John Thornton, mantendrán hoy
nuevos encuentros con funcionarios del Palacio de Hacienda y del
Banco Central.

Además, los dos funcionarios mantendrían entre hoy y mañana,
antes de retornar a Washignton para informar al directorio del
FMI, un nuevo encuentro con el ministro de Economía, Roberto
Lavagna.

El objetivo de estos encuentros es llevarse mañana a Washington
el borrador de un texto acordado que sirva para la redacción final
de la carta intención de un acuerdo de mediano plazo.

Una parte de la misión de técnicos quedará en el país
continuando con los análisis macroeconómicos de las cifras de las
cuentas públicas, y esperando la aprobación por parte del Congreso
de algunas leyes pendientes de aprobación que figuran en los
compromisos del acuerdo actualmente vigente, que finaliza a fin
de mes.

Lavagna concurrió ayer al parlamento para pedir especialmente
la aprobación de la ley de reforma de la Carta Orgánica del Banco
Central por la que se autoriza adelantos al Tesoro nacional.
Eso le permitiría al Gobierno comprar dólares para poder pagar
vencimientos de deudas con el FMI, en caso de que se demore el
acuerdo.

Argentina debe pagar en la primer semana de septiembre
alrededor de 3.500 millones a los organismos internacionales de
crédito, y 6.500 millones en los últimos cuatro meses del año.
El punto crítico de la negociación es la meta de superávit
fiscal primario que todavía no fue acordada, aunque se trabaja
sobre una hipótesis de entre el 3,2 y el 3,3 por ciento del PBI
para el año próximo. Esa meta aumentaría en forma gradual en 2004
y 2005.

Los técnicos del FMI se reunieron ya con el presidente del
BCRA, Alfonso Prat Gay para analizar el programa monetario
trianual, que incluirá el acuerdo y el funcionamiento de la unidad
de restructuración bancaria.

Si bien el Central aún no definió el modelo que se utilizará
para el cálculo definitivo de la meta inflacionaria, los números
preliminares de los técnicos de la entidad habrían logrado la
aprobación de los hombres del Fondo.

En Economía se estima que la inflación para 2004, estaría entre
el 6 y el 7 por ciento, calculada a los fines de poder estimar los
recursos.

La misión del FMI se reunió también con el ministro de
Planificación Federal, Julio De Vido, en la que se refirieron a la
construcción de nuevos marcos regulatorios de los servicios
públicos.

Además mantuvo un encuentro con el secretario de Finanzas,
Guillermo Nielsen, y su equipo, donde se analizó las negociación
que mantiene el Gobierno con los acreedores de la deuda externa
del sector privado.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades