Alberto Fernández: “El default no traería ninguna diferencia sustancial”

"Hay que admitir que Argentina está fuera de los mercados de crédito desde hace tiempo y que no recibe fondos frescos, por lo que si se entra en default (con el FMI), no habrá ninguna diferencia sustancial", aseguró el jefe de Gabinete.

El jefe de ministros admitió que las negociaciones están “en tiempos de inflexibilidad” y expresó que “lo que hay que plantearle al mundo es que Argentina es un país que crece a un ritmo de 8%, pero es un país donde uno de cada dos habitantes está en situación de pobreza”.

En este sentido, Fernández insistió en que, si la Argentina cae
en cesación de pagos con el organismo multilateral de crédito, “no
será por incumplimiento de lo acordado con el Fondo, sino porque
incomprensiblemente se han planteado cosas que no tienen que ver
con esta negociación”.

El jefe de Gabinete insistió especialmente en que “la Argentina cumplió con todos los objetivos pactados y lo razonable es que ellos (el FMI) cumplan con su parte y aprueben las metas”.

“Si esto ocurre, la Argentina pagará. Pero si no ocurre, no se pagará porque estamos en un estado de incertidumbre”, explicó.

Por otra parte, el ministro minimizó la salida de Hörst Kohler y el interinato de Anne Krueger al frente del organismo de crédito: “el Fondo es una institución grande y fuerte con mucha historia como para pensar que un director ejecutivo cambie el resultado final”.

El jefe de ministros admitió que las negociaciones están “en tiempos de inflexibilidad” y expresó que “lo que hay que plantearle al mundo es que Argentina es un país que crece a un ritmo de 8%, pero es un país donde uno de cada dos habitantes está en situación de pobreza”.

En este sentido, Fernández insistió en que, si la Argentina cae
en cesación de pagos con el organismo multilateral de crédito, “no
será por incumplimiento de lo acordado con el Fondo, sino porque
incomprensiblemente se han planteado cosas que no tienen que ver
con esta negociación”.

El jefe de Gabinete insistió especialmente en que “la Argentina cumplió con todos los objetivos pactados y lo razonable es que ellos (el FMI) cumplan con su parte y aprueben las metas”.

“Si esto ocurre, la Argentina pagará. Pero si no ocurre, no se pagará porque estamos en un estado de incertidumbre”, explicó.

Por otra parte, el ministro minimizó la salida de Hörst Kohler y el interinato de Anne Krueger al frente del organismo de crédito: “el Fondo es una institución grande y fuerte con mucha historia como para pensar que un director ejecutivo cambie el resultado final”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades