ARTE

Vida y obra de artistas geniales

El Museo de Arte Moderno presenta la exposición colectiva "Excéntricos y superilustrados" que reúne obras de 26 artistas de diversas etapas históricas de la escena cultural de Buenos Aires que nunca "encajaron" en las tendencias de su época. Reflexiones sobre los lenguajes del arte, la estética y la política.

9 septiembre, 2016

Con curaduría de Javier Villa, Sofía Dourron y Laura Hakel –integrantes del Departamento de Curaduría del Museo- se presenta la obra única de 26 artistas argentinos geniales que no entraron nunca en ninguna de las tendencias o vanguardias de moda de su época. Con sus obras multidisciplinarias que reúnen distintas técnicas (fotografía, dibujo, escultura, pintura, collage, escritura, reciclaje y un largo etcétera) estos artistas concibieron el arte como una forma de vida y en sus trabajos expresaron no sólo sus ideas estéticas sino también su filosofía y su postura política sobre distintos temas.

“Exéntricos y superilustrados” es una exposición sobre creadores de cosmovisiones particulares y personales que se proyectan tanto en sus obras como en otros gestos más difíciles de encasillar, y por este motivo se organizan dentro de la sala en diferentes núcleos:

El primero se focaliza en la deconstrucción de lenguajes que alteran los modos de comunicación preestablecidos en busca de formas alternativas de construir relatos. Teniendo como faro el Neocriollo, idioma inventado por Xul Solar, este primer núcleo recupera las figuras de Jorge Bonino y Ricardo Carreira, que se asomaron al mundo del arte de los años 60 con una obra que impactó y aún impacta a sus congéneres con lenguajes propios, pero cuya herencia ha sido prácticamente olvidada en la historia del arte local. Esta sección se completa con textos de Lux Lindner y Fabio Kacero, que parodian el rol del autor.

Un segundo núcleo de la exhibición pone en escena el pensamiento político al proponer ideas para comunicar y abordar situaciones sociales. Desde el registro de una performance en la cual Ferrari arroja lombrices sobre una maqueta de la Casa Blanca, hasta una foto del busto de Rucci con una bocha de helado en la cabeza, pasando por la personificación de Liliana Maresca posando como señora paqueta delante de la Casa Rosada en 1984 o de Luis Pazos disfrazado de un Superman debilitado, intentando sobrevivir en la Argentina de 1982.

El tercer conjunto de obras indaga en la idea de estilo, vinculada a la construcción de la identidad y su representación, a través de los profundos lazos entre arte, diseño y formas de vida. Rige este núcleo el trabajo de Delia Cancela, referente desde los años 60 sobre los modos en que el arte y la alta costura se fusionan de manera orgánica. De manera similar, un video documental del artista y diseñador Sergio De Loof narra historias de espacios diseñados por él que fueron referentes del arte, la moda y la música durante la década del 90. Asimismo, obras de Benito Laren, Zoe Di Rienzo y Dana Ferrari proponen preguntas sobre la personificación y la representación de la imagen.

Finalmente, el último eje de la exposición plantea la pregunta por la figura y el trabajo del artista, e incluye artistas que se cuestionan a sí mismos y a su rol en la sociedad: Liliana Maresca, Fernanda Laguna, Alejandra Urresti, Juane Odriozola, entre otros. Son artistas que revelan cómo detrás de una imagen o de un acto absurdo se despliega la potencia de un pensamiento sagaz: formas e ideas que se propagan en una pluralidad de direcciones y cuestionan distintos aspectos de la vida.

 

Museo de Arte Moderno.
Av. San Juan 350, de martes a viernes de 11 a 19 hs. Sábados, domingos y feriados de 11 a 20 hs. Entrada general: $20.- Martes: gratis.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades