Se pueden mejorar las mañanas en 5 pasos

En el período de vacaciones es especialmente difícil mantener una actitud proactiva y más aún si se intenta acompañar con una rutina de trabajo productiva. La clave empieza apenas sale el såol.

11 diciembre, 2015

Entre el poco auspicioso clima, las vacaciones y el cansancio acumulado del año es difícil mantener la productividad y los buenos ánimos en esta época del año. Afortunadamente, con un poco de planificación y cinco sencillos pasos se puede sacar lo mejor del día. Pero hay que empezar temprano.

Planificación y preparación

Es muy recomendable preparar las tareas más importantes del día con antelación. De preferencia, el día anterior antes de irse a dormir. Preparar y planificar, al menos en parte, las tres o cinco tareas más importantes del día permite que cuando comienza el día ya tengamos la mente enfocada en lo mínimo y necesario que hay que hacer en el día para poder decir que fue productivo. No hay nada mejor que levantarse y saber que se tienen al menos en mente las tareas mas acuciantes de día ya diagramadas.

Limpieza mental

¿Alguna vez sentimos que tenemos demasiados pensamientos sin resolver dando vueltas por nuestra cabeza antes de ir a dormir? Si esto suena familiar y estamos constantemente tratando de despejar la mente antes de dormir, se puede considerar volcar todo eso en un diario. Existe evidencia de que la escritura tiene beneficios para el cuerpo, el proceso de documentación de los pensamientos puede liberar la mente para pensar en otras cosas, menos estresantes. Al día siguiente por la mañana, se puede usar su cerebro para pensar en nuevas ideas, y el diario para recordar cualquiera de los asuntos sobrantes que fueron importantes.

 

Elegir el atuendo del día de antemano

Cuanto más se consigue hacer antes de dormir, menos se tiene que hacer por la mañana, ¿no? Si dedicamos una mínima fracción del día anterior a chequear el clima del día siguiente antes de acostarse, se puede seleccionar la ropa de antemano y ahorrar el tiempo que se hubisese gastado hurgando, medio dormido, el armario.

Limpieza de mochila, maletín o cartera

Un día normal empieza con una mochila, un maletín o una cartera que tiene solamente lo que vamos a necesitar en el día, ya sea nuestro celular, dinero o tarjetas personales. Al final del día, va a estar lleno de cosas innecesarias que fuimos recolectando durante el día y ni siquiera nos dimos cuenta: vueltos de compras desordenados, monedas, tickets de compra, etcétera. Una excelente forma de empezar bien el día es limpiar el maletín y los bolsillos antes de salir, tirando todo lo innecesario a la basura. Esto nos permite tener todos los elementos vitales a mano y no tener que pensar en si olvidamos o no la llave.

 

Irse a dormir relajado

Sí, parece más fácil decirlo que hacerlo. Pero no tiene porque ser un suplicio terminar el día con una actividad placentera. La mejor forma de relajarse es dedicar un poco de tiempo a nuestra actividad favorita antes de ir a dormir o apenas comienza el día. Puede ser leer un libro antes de dormir o simplemente regalarse quince minutos para leer el diario por la mañana. Terminar el día de forma placentera nos asegura una noche de buen dormir y empezar el día con tranquilidad ayuda a encarar el resto del día con motivación.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades