Radiografía del tomador de hipotecas

Banco Rio realizó en 2004 una radiografía del tomador argentino de créditos hipotecarios. Mediante análisis de las solicitudes crediticias, trazó el perfil demográfico, social, económico y geográfico de los demandantes de créditos hipotecarios.

25 noviembre, 2004

· Según un estudio realizado por Banco RIO, el tomador de créditos
hipotecarios argentino es en promedio de mediana edad, se endeuda a 9 años
por igual a tasa fija o a tasa variable, el monto promedio del crédito
que solicita es de 56.500 pesos y adquiere viviendas por valores promedio de
104.600 pesos.

· Dos terceras partes de los tomadores lo hacen para adquirir su primera
vivienda. Trabajan predominantemente en relación de dependencia y se
ubican en los grandes centros urbanos, y las provincias más pobladas
del país. No existen diferencias relevantes entre los tomadores de la
zona metropolitana y los del interior del país, salvo en los montos de
crédito.

· Los ingresos familiares de los tomadores son del orden de los 3.500
pesos por grupo familiar, o de 2.000 pesos tomándolos en forma individual.
El 80 % de las solicitudes pertenecen a parejas.

Buenos Aires, 25 de noviembre de 2004.- Banco RIO llevó a cabo un estudio,
durante el año 2004, sobre el perfil demográfico, social, económico
y geográfico de sus clientes demandantes de créditos hipotecarios.
Esto fue posible de realizar gracias al análisis del total de las solicitudes
crediticias procesadas por su sistema de credit scoring, el sistema de procesamiento
de créditos hipotecarios más moderno de Latinoamérica,
desarrollado por Banco RIO.

En los primeros 10 meses de este año, Banco RIO recibió solicitudes
de créditos hipotecarios por más de 500 millones de pesos y, al
finalizar el año, espera concretar operaciones por cerca de 200 millones
de pesos . Además, se proyectan duplicar las mismas para el año
2005. Estas cifras representan la posibilidad de compra y construcción
de viviendas para 60.000 personas y de aproximadamente 300.000 metros cuadrados
de superficie habitable, algo así como 12 torres y media similares a
la que alberga la casa central de Banco RIO en la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires (de aproximadamente 24.000 metros cuadrados).

Ubicación de los demandantes
Del total de las solicitudes analizadas surge que un 30% de los solicitantes
se ubica en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un 32% en la provincia
de Buenos Aires, y un 38% en el resto del país. En lo que se refiere
al interior del país, las provincias con mayor demanda de créditos
son Córdoba, Santa Fé, Mendoza y Tucumán, seguidas por
las provincias de Entre Ríos, Neuquen, Salta y Río Negro.

Características financieras
Los tomadores de créditos hipotecarios se distribuyen en partes iguales
entre los que solicitan créditos a tasa fija y los que requieren tasa
variable. El plazo de duración de las hipotecas es en promedio de 9 años,
siendo las solicitadas a tasa fija por períodos más cortos que
las correspondientes a tasa variable. El monto que se solicita promedia los
56.500 pesos, para adquirir viviendas que rondan en su valor los 104.600 pesos.

Los montos de crédito, al estar muy ligados al precio de la propiedad,
cambian significativamente si el demandante se ubica en la zona metropolitana
o en el interior del país. En la zona metropolitana alcanza valores promedio
de 66.000 pesos para viviendas adquiridas de 169.000 pesos, mientras que en
el interior del país la hipoteca oscila en valores de 47.000 pesos, para
adquirir viviendas de 112.000 pesos.

Aplicación de fondos
El 66 % de las solicitudes están destinadas a la compra de la primera
vivienda, el 31% a la construcción y refacción, y un 3% se orienta
a la compra de terrenos, cancelaciones y otras finalidades. Es significativo
el hecho de que la participación de los créditos destinados a
la construcción se ha duplicado respecto de la situación anterior
al año 2001.

Los créditos para compra de primera vivienda son del orden de los 58.000
pesos en promedio, mientras que los solicitados para construcción son
por mayores montos, del orden de los 70.000 pesos.

Datos demográficos y económicos
El promedio de edad de los solicitantes de créditos hipotecarios es de
38 años (37 años en la zona metropolitana y 39 años en
el interior del país). La mitad de los solicitantes tiene cerca de 40
años, a diferencia de la situación del crédito en el resto
de los países, donde el grueso de los tomadores se ubica entre los 25
y 35 años. Vale aclarar que, en Argentina, históricamente los
tomadores de créditos son en promedio mayores que en la mayoría
de los países del mundo, por cuestiones culturales.

El promedio de ingreso es de 3.579 pesos para el grupo familiar, y los créditos
en su mayoría son tomados por parejas. Si se analiza en forma individual
a los tomadores, el promedio de ingresos es de 2.000 pesos. Más de una
cuarta parte de los tomadores de crédito poseen ingresos de 1.500 a 2.500
pesos para el grupo familiar.

En cuanto al nivel de ingreso de acuerdo a las regiones, existen en este caso
notorias diferencias. Por un lado, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
el ingreso familiar de los solicitantes se eleva a 4.073 pesos promedio, en
la zona sur del Gran Buenos Aires (GBA) es de 3.225 pesos, en la zona oeste
del GBA de 3.029 pesos, y en la zona norte del GBA de 3.836 pesos en promedio.
En el resto del país el ingreso de los solicitantes promedia los 3.312
pesos.

Tres cuartas partes de los tomadores de hipotecas trabajan en relación
de dependencia, lo que constituye el rasgo de identificación más
fuerte que tiene este tipo de créditos. La porción restante corresponde
a profesionales y autónomos. La experiencia laboral promedio está
en el orden de los 7 años.

 

· Según un estudio realizado por Banco RIO, el tomador de créditos
hipotecarios argentino es en promedio de mediana edad, se endeuda a 9 años
por igual a tasa fija o a tasa variable, el monto promedio del crédito
que solicita es de 56.500 pesos y adquiere viviendas por valores promedio de
104.600 pesos.

· Dos terceras partes de los tomadores lo hacen para adquirir su primera
vivienda. Trabajan predominantemente en relación de dependencia y se
ubican en los grandes centros urbanos, y las provincias más pobladas
del país. No existen diferencias relevantes entre los tomadores de la
zona metropolitana y los del interior del país, salvo en los montos de
crédito.

· Los ingresos familiares de los tomadores son del orden de los 3.500
pesos por grupo familiar, o de 2.000 pesos tomándolos en forma individual.
El 80 % de las solicitudes pertenecen a parejas.

Buenos Aires, 25 de noviembre de 2004.- Banco RIO llevó a cabo un estudio,
durante el año 2004, sobre el perfil demográfico, social, económico
y geográfico de sus clientes demandantes de créditos hipotecarios.
Esto fue posible de realizar gracias al análisis del total de las solicitudes
crediticias procesadas por su sistema de credit scoring, el sistema de procesamiento
de créditos hipotecarios más moderno de Latinoamérica,
desarrollado por Banco RIO.

En los primeros 10 meses de este año, Banco RIO recibió solicitudes
de créditos hipotecarios por más de 500 millones de pesos y, al
finalizar el año, espera concretar operaciones por cerca de 200 millones
de pesos . Además, se proyectan duplicar las mismas para el año
2005. Estas cifras representan la posibilidad de compra y construcción
de viviendas para 60.000 personas y de aproximadamente 300.000 metros cuadrados
de superficie habitable, algo así como 12 torres y media similares a
la que alberga la casa central de Banco RIO en la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires (de aproximadamente 24.000 metros cuadrados).

Ubicación de los demandantes
Del total de las solicitudes analizadas surge que un 30% de los solicitantes
se ubica en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un 32% en la provincia
de Buenos Aires, y un 38% en el resto del país. En lo que se refiere
al interior del país, las provincias con mayor demanda de créditos
son Córdoba, Santa Fé, Mendoza y Tucumán, seguidas por
las provincias de Entre Ríos, Neuquen, Salta y Río Negro.

Características financieras
Los tomadores de créditos hipotecarios se distribuyen en partes iguales
entre los que solicitan créditos a tasa fija y los que requieren tasa
variable. El plazo de duración de las hipotecas es en promedio de 9 años,
siendo las solicitadas a tasa fija por períodos más cortos que
las correspondientes a tasa variable. El monto que se solicita promedia los
56.500 pesos, para adquirir viviendas que rondan en su valor los 104.600 pesos.

Los montos de crédito, al estar muy ligados al precio de la propiedad,
cambian significativamente si el demandante se ubica en la zona metropolitana
o en el interior del país. En la zona metropolitana alcanza valores promedio
de 66.000 pesos para viviendas adquiridas de 169.000 pesos, mientras que en
el interior del país la hipoteca oscila en valores de 47.000 pesos, para
adquirir viviendas de 112.000 pesos.

Aplicación de fondos
El 66 % de las solicitudes están destinadas a la compra de la primera
vivienda, el 31% a la construcción y refacción, y un 3% se orienta
a la compra de terrenos, cancelaciones y otras finalidades. Es significativo
el hecho de que la participación de los créditos destinados a
la construcción se ha duplicado respecto de la situación anterior
al año 2001.

Los créditos para compra de primera vivienda son del orden de los 58.000
pesos en promedio, mientras que los solicitados para construcción son
por mayores montos, del orden de los 70.000 pesos.

Datos demográficos y económicos
El promedio de edad de los solicitantes de créditos hipotecarios es de
38 años (37 años en la zona metropolitana y 39 años en
el interior del país). La mitad de los solicitantes tiene cerca de 40
años, a diferencia de la situación del crédito en el resto
de los países, donde el grueso de los tomadores se ubica entre los 25
y 35 años. Vale aclarar que, en Argentina, históricamente los
tomadores de créditos son en promedio mayores que en la mayoría
de los países del mundo, por cuestiones culturales.

El promedio de ingreso es de 3.579 pesos para el grupo familiar, y los créditos
en su mayoría son tomados por parejas. Si se analiza en forma individual
a los tomadores, el promedio de ingresos es de 2.000 pesos. Más de una
cuarta parte de los tomadores de crédito poseen ingresos de 1.500 a 2.500
pesos para el grupo familiar.

En cuanto al nivel de ingreso de acuerdo a las regiones, existen en este caso
notorias diferencias. Por un lado, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
el ingreso familiar de los solicitantes se eleva a 4.073 pesos promedio, en
la zona sur del Gran Buenos Aires (GBA) es de 3.225 pesos, en la zona oeste
del GBA de 3.029 pesos, y en la zona norte del GBA de 3.836 pesos en promedio.
En el resto del país el ingreso de los solicitantes promedia los 3.312
pesos.

Tres cuartas partes de los tomadores de hipotecas trabajan en relación
de dependencia, lo que constituye el rasgo de identificación más
fuerte que tiene este tipo de créditos. La porción restante corresponde
a profesionales y autónomos. La experiencia laboral promedio está
en el orden de los 7 años.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades