Primera boda de robots, en Japón

Hubo beso, hubo torta y hubo baile. Para los creyentes el matrimonio es un sacramento. Para los no creyentes, es una institución. Pero para todos ellos por igual la semana trajo novedades: Estados Unidos aceptó la unión del mismo sexo y Japón, la de robots.

No fue un sábado cualquiera en Tokio, porque el robot Fríos de  Maya Donqui y la androide  AKB48 Yuli Kashiwagi, se unieron en matrimonio en el centro de la ciudad. Alrededor de unas 100 personas se reunieron  para asistir a la boda de, dicho simplemente,  Frois y Yukirin. Al final, se “besaron”.

Cada uno de los asistentes pagó el equivalente de US$ 81  para presenciar el histórico momento y recibieron invitaciones especiales  que mostraban a la pareja dentro de un corazón. El novio, Frois, de color rojo y plata, lleva un moñito negro al cuello. La novia, Yukirin, era humanoide y estaba vestida de novia con un vestido muy parecido al de una pop star japonesa llamada Yuki Kashiwagi.

Pero toda boda tiene un celebrante. En este caso fue otro robot: fue Pepper, el popular robot de SoftBank  ante un público de invitados humanos y robots. El beso fue, por decir algo, un poco raro: de la boca del novio salió un disco plateado.

La fiesta, en la que hubo torta y baile, fue organizada por Maywa Denki, la compañía de accesorios electrónicos que diseñó a Frois.

Mirá la ceremonia:

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades