Parque de diversiones urbano y hi-tech

Ubicado en el corazón de Boston, 5W!TS (five wits) inaugura lo que tal vez se convierta en una nueva especie de parque de diversiones. Se trata de un lugar de entretenimiento con apenas un juego, pero éste es interactivo y permite que la persona sient

Lo primero que se ve al entrar es TOMB (tumba), una aventura de 40 minutos ambientada en una interpretación muy realista de una excavación arqueológica en Egipto. En grupos de 2 a 15 personas, y acompañados por un guía, los participantes tratan de llegar hasta la cámara mortuoria del faraón. A diferencia de las atracciones comunes, el recorrido y del desenvolvimiento de la aventura no están fijos sino que dependen de si los participantes logran resolver los desafíos y evitar las trampas que aparecen en el camino. No todos los equipos consiguen llegar a la cámara y los perdedores se encuentran antes una experiencia de falsa muerte antes de abandonar el juego.

TOMB incorpora efectos de sonido con calidad de cina y efectos especiales que incluyen techos que se derrumban, puertas trampa, rayos láser, niebla y potentes emisiones de chorros de aire . Todo eso hace que los participantes sientan que están dentro de una película. Todo eso comprimido en un espacio de 610m2 en pleno Boston.

Combinando los elementos interactivos de videojuegos y efectos de altísima sofisticación, esto es algo así como lo último de lo último en entretenimiento para consumidores que sueñan con controlar su destino. Tal vez sea el principio de una nueva tendencia en parques de entretenimiento para la era de los efectos especiales.

Lo primero que se ve al entrar es TOMB (tumba), una aventura de 40 minutos ambientada en una interpretación muy realista de una excavación arqueológica en Egipto. En grupos de 2 a 15 personas, y acompañados por un guía, los participantes tratan de llegar hasta la cámara mortuoria del faraón. A diferencia de las atracciones comunes, el recorrido y del desenvolvimiento de la aventura no están fijos sino que dependen de si los participantes logran resolver los desafíos y evitar las trampas que aparecen en el camino. No todos los equipos consiguen llegar a la cámara y los perdedores se encuentran antes una experiencia de falsa muerte antes de abandonar el juego.

TOMB incorpora efectos de sonido con calidad de cina y efectos especiales que incluyen techos que se derrumban, puertas trampa, rayos láser, niebla y potentes emisiones de chorros de aire . Todo eso hace que los participantes sientan que están dentro de una película. Todo eso comprimido en un espacio de 610m2 en pleno Boston.

Combinando los elementos interactivos de videojuegos y efectos de altísima sofisticación, esto es algo así como lo último de lo último en entretenimiento para consumidores que sueñan con controlar su destino. Tal vez sea el principio de una nueva tendencia en parques de entretenimiento para la era de los efectos especiales.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades