Neumonía atípica: lanzan un alerta de posible reincidencia

El sistema norteamericano de salud empieza a ensayar drogas y prepara medidas para proteger bancos de sangre. Se presume que puede reaparecer el síndrome de perturbación respiratoria aguda o SARS.

29 septiembre, 2003

Thomas Thompson, secretario de Salud, admitió que hay posibilidades de otro brote. El mal, conocido por la sigla inglesa SARS (severe acute respiratory syndrome) y por “pulmonitis asintomática” en la Unión Europea, eliminó este mismo año más de 800 personas (10% de las afectadas) y creó trastornos de toda clase.

“No podemos calcular exactamente los riesgos de que el mal retorne a América del norte y otras áreas del mundo. Pero la recurrencia estacional de problemas respiratorios o bronquiales obliga a un alerta temprano”, señalaba el funcionario.

Si bien no hay indicios de que el síndrome se transmita por vía sanguínea, la Food & Drug Administration ha iniciado acciones para salvaguardar las reservas en escala nacional. El primer brote del mal apareció en China y países vecinos, en marzo, pero alcanzó EE.UU. y Canadá. La Organización Mundial de la Salud lo dio por superado recién en julio.

Dado su origen, la OMS teme que, si hay un segundo brote, estalle nuevamente en Asia oriental o sudoriental. Pero sus expertos no descartan otros puntos.

Thomas Thompson, secretario de Salud, admitió que hay posibilidades de otro brote. El mal, conocido por la sigla inglesa SARS (severe acute respiratory syndrome) y por “pulmonitis asintomática” en la Unión Europea, eliminó este mismo año más de 800 personas (10% de las afectadas) y creó trastornos de toda clase.

“No podemos calcular exactamente los riesgos de que el mal retorne a América del norte y otras áreas del mundo. Pero la recurrencia estacional de problemas respiratorios o bronquiales obliga a un alerta temprano”, señalaba el funcionario.

Si bien no hay indicios de que el síndrome se transmita por vía sanguínea, la Food & Drug Administration ha iniciado acciones para salvaguardar las reservas en escala nacional. El primer brote del mal apareció en China y países vecinos, en marzo, pero alcanzó EE.UU. y Canadá. La Organización Mundial de la Salud lo dio por superado recién en julio.

Dado su origen, la OMS teme que, si hay un segundo brote, estalle nuevamente en Asia oriental o sudoriental. Pero sus expertos no descartan otros puntos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades