Microsoft sigue órdenes de Beijing y censura mensajes

La firma de William Gates no trepida en eliminar términos tan subversivos como “democracia”, “libertad”, “disenso” o “derechos civiles” en la versión de MSN para China. Pero no le gusta contárselo al mundo.

17 junio, 2005

Presionada por medios occidentales (salvo Bloomberg’s y Fox News, por sugerencia de la Casa Blanca), la compañía se limita a explicar que el servicio MSN Spaces –que opera en todo el mundo y permite armar “blogs”- “cumple con las leyes chinas”. Como se sabe, el “blog” (bitácora en la Red) es un nuevo vehículo capaz de generar boletines, periódicos y, desde hace poco, propaganda comercial e institucional.

“Acatamos normas y regulaciones en los países donde actuamos”, sostiene con cierta suficiencia Brooke Richardson, gerente de servicios MSN. Pero la dama soslaya dos puntos: a) Beijing busca aumentar el control sobre opiniones por Internet, quizá reflejando alguna pugna en la cúpula del poder; y, b) en otros países, Microsoft ha tenido comportamientos mucho menos proclives al “oficialismo”.

Hace seis días, en efecto, la oficina supervisora de medios no estatales anunció que China cerrará sitios de Internet y “blogs” locales no autorizados expresamente o que no hayan pasado por la censura. De acuerdo con Periodistas sin Fronteras (que ha denunciado varias veces actitudes complacientes de Microsoft, Yahoo!, eBay, Amazon, etc.), casi 75% de los sitios en línea han cumplido con las imposiciones de Beijing.

Hay extremos ridículos. Por ejemplo, eliminar expresiones como “autonomía o independencia de Taiwán-Formosa”, “manifestaciones públicas” o “Dalai Lama”. En esos casos, el operador de MSN –un empleado de Microsoft- emite el texto “error, lenguaje prohibido, por favor suprimir”. Ni siquiera la pornografía más dura es tratada de esa manera.

Presionada por medios occidentales (salvo Bloomberg’s y Fox News, por sugerencia de la Casa Blanca), la compañía se limita a explicar que el servicio MSN Spaces –que opera en todo el mundo y permite armar “blogs”- “cumple con las leyes chinas”. Como se sabe, el “blog” (bitácora en la Red) es un nuevo vehículo capaz de generar boletines, periódicos y, desde hace poco, propaganda comercial e institucional.

“Acatamos normas y regulaciones en los países donde actuamos”, sostiene con cierta suficiencia Brooke Richardson, gerente de servicios MSN. Pero la dama soslaya dos puntos: a) Beijing busca aumentar el control sobre opiniones por Internet, quizá reflejando alguna pugna en la cúpula del poder; y, b) en otros países, Microsoft ha tenido comportamientos mucho menos proclives al “oficialismo”.

Hace seis días, en efecto, la oficina supervisora de medios no estatales anunció que China cerrará sitios de Internet y “blogs” locales no autorizados expresamente o que no hayan pasado por la censura. De acuerdo con Periodistas sin Fronteras (que ha denunciado varias veces actitudes complacientes de Microsoft, Yahoo!, eBay, Amazon, etc.), casi 75% de los sitios en línea han cumplido con las imposiciones de Beijing.

Hay extremos ridículos. Por ejemplo, eliminar expresiones como “autonomía o independencia de Taiwán-Formosa”, “manifestaciones públicas” o “Dalai Lama”. En esos casos, el operador de MSN –un empleado de Microsoft- emite el texto “error, lenguaje prohibido, por favor suprimir”. Ni siquiera la pornografía más dura es tratada de esa manera.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades