Más auténticas, las mujeres siguen empujando límites

La autenticidad es un valor que penetra cada vez más en lo que refiere al universo del “cuidado femenino”.

Recientemente causó revuelo una mujer danesa que decidió no depilarse cejas y bigote y mostrarse así en Instagram.

Como una “Frida Kahlo 2021” y recibiendo críticas y alabanzas por igual, su objetivo fue demostrar seguridad e impulsar a otras mujeres a verse como son, sin ser juzgadas. Su caso – explica el análisis de Trendsity, la consultora que dirige Mariela Mociulsky- se suma a la tendencia de muchas mujeres de no depilarse, que hasta llama la atención de las propias marcas relacionadas a la depilación y las máquinas de afeitar, que cambian su discurso hacia mostrarse como alternativa hacia aquellas que voluntariamente opten por esa práctica.

Además del cuerpo, el cabello es otro gran espacio de reivindicación de lo “natural”. El cabello lacio fue idolatrado como “el tipo de pelo aspiracional” y todos los productos y servicios se orientaron a ese fin: planchitas, tratamientos químicos, muchas veces dañinos para el pelo, para alisar los rulos o las ondas. Sin embargo #Curlslikeus nació hace unos años como un movimiento que busca celebrar a las mujeres con rulos naturales, con selfies y recomendaciones de cómo llevarlo sano y con opciones de peinado.

Surgen especialistas en rulos, influencers, grupos en redes y todo tipo de foros y espacios donde se comparten tips para llevar el pelo con rulos de manera natural. Algo similar viene ocurriendo con el pelo afro.

El color de piel es otro de los espacios clave. Pinterest amplió la paleta de colores de su categoría de belleza porque las mujeres piden verse “todas representadas”. Se sumó en este sentido a varias iniciativas que vienen buscando ampliar la representación del color de la piel, por ejemplo, el caso de los emoji o las curitas.

De hecho, cuando en 2017 Rihanna lanzó Fenty Beauty su línea de cosméticos inclusiva (con opciones de base de maquillaje para unos 40 tonos de piel) quedó claro que había dado en el blanco: el resto de las mas famosas de marcas de cosmética se fueron sumando a ola de sumar productos para todo tipo de piel.

Lo que todo esto nos dice es que el mundo de la diversidad y la representación sigue estando en plena ebullición.

La revolución y los alcances de los cambios en el universo de la mujer son enormes y aún no sabemos dónde alcanzarán un punto de equilibrio. Los quiebres de mandatos y el corrimiento de los límites son persistentes. Lo que sí sabemos es que la democratización hacia opciones que no tenían espacio alguno sin duda llegó para quedarse.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades