Los argentinos al diván

Con el objetivo de analizar las transformaciones actitudinales, Arena, agencia de medios del grupo Havas Media, elaboró un informe especial, a través de la fuente de Ibope (Target Group Index), focalizando en los aspectos emocionales de los argentinos.

18 diciembre, 2012

Diciembre: Mes de balances…

En este marco, el informe invita a repensar y obtener nuevos aprendizajes que proporcionarán algunos matices sobre el próximo escenario de tendencias.

Donde si bien el Bienestar ya es una tendencia consolidada entre los argentinos, surge el interrogante: ¿cuáles son las nuevas dimensiones que cobran relevancia y cuáles continúan adquiriendo un mayor protagonismo?

De esta manera se intentará proporcionar un diagnóstico sobre estas cuestiones y, al mismo tiempo, proveer sugerencias e inspiraciones con insights relevantes para el 2013.

Los argentinos nos sentimos agobiados y sobre-exigidos.

La falta de tiempo, las exigencias y presiones diarias, la dificultad para “desenchufarse†ha generado sentimientos de insatisfacción generalizada y una necesidad mayor de reconectar nuestros vínculos.

Como respuesta a esto surgen 6 nuevos paradigmas entorno al bienestar: la búsqueda de la felicidad, la plenitud emocional y espiritual, sentirse saludable, búsqueda de un placer más racional, retornar a lo simple y la necesidad de sostener relaciones significativas.

Disfrutar el aquí y ahora y sentirse pleno se corresponde con está búsqueda de ser más felices y vivir mejor: crecen en un +7% quienes declaran disfrutar del presente y no preocuparse mucho por el futuro, comparando 2012 vs. 2009.

Una fuerte sensación de alienación y artificialidad impulsa deseos de contrarrestarlo a través de la búsqueda de autenticidad y en ser “más realesâ€. Encontrar la interioridad desde las experiencias espirituales, en hallar un sentido más profundo a la vida. 

Esta tendencia es capitalizada por los sectores medios y altos BC que residen en Capital Federal y Bs As. Y crece exponencialmente entre los young adults 20-34. 

La búsqueda de estar saludable como sinónimo de calidad de vida está íntimamente ligado con el deseo de consumir productos naturales e incluso orgánicos, acondicionamiento físico, rutinas desintoxicantes, el auge de suplementos nutricionales, vitaminas.

Si bien aún bajo, la tendencia a ser vegetariano crece cada vez más: +14%, 2012 vs 2009. La preferencia hacia los productos orgánicos se presenta entre los níveles BC12: alcanzando una penetración del 44%.

Al mismo tiempo hay una inclinación hacia un hedonismo más racional y cotidiano: como pequeños lujos diarios que provean de escapismo y “desenchufeâ€. Se trata de cuidarse sin dejar de gratificarse ni resignar placer y adquiere especial relevancia entre el sector de alimentos y bebidas: un 62% declara darse el gusto de vez en cuando con comidas que no son saludables.

Simplificar la vida cotidiana también contribuye a la sensación de bienestar, hay una búsqueda de recomenzar y plantearse las cosas desde cero: de disfrutar la vida desde un nivel más elemental y exaltar la belleza de lo simple. La vuelta a las raíces, lo artesanal, local, lo green y lo sustentable, al igual que el boom del Feng Shui y estilos minimalistas.

Surge la búsqueda de re-conectarse a un nivel más humano y de revalorizar de los lazos afectivos. La familia sigue siendo una dimensión fundamental entre los argentinos: un 72% declara disfrutar del tiempo en familia.

Enmarcarse en torno a estos nuevos paradigmas será la clave del éxito para las marcas.

  • Tener en cuenta estos cambios de dirección de los consumidores es esencial y teniendo al Bienestar como eje transversal.
  • Ayudar y ser aliados en prevenir (e incluso revertir) los efectos secundarios del estilo de vida actual desde el optimismo y la felicidad.
  • Responder a este deseo de los consumidores de llevar una vida más significativa y al mismo tiempo más simple… ser un aliado en “hacer la vida más fácil†y la practicidad: productos multitasking y rápidos que permitan ahorrar tiempo para disfrutar. 
  • Adherirse a valores profundos ligados a lo emocional y lo espiritual: fuerza de voluntad, perseverancia, coraje, ética, moral, honestidad, etc.
  • Ante los profundos deseos de salir de la rutina, esparcimiento y desenchufe, las marcas pueden responder al deseo de re-encantamiento: sacarlos del aburrimiento ayudándolos a crear un universo propio más inspirador y reconfortante.
  • Las marcas pueden responder a este cambio de aspiraciones promoviendo productos y servicios que los ayuden a acercarse a ese ideal de vida.
Informe de Arena Media
Diciembre 2012
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades