Las estrellas también ganan menos

Patricia Arquette, quien el domingo pasado ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto por su papel en Boyhood, toma en sus palabras de agradecimiento la lucha por el salario igualitario, un tema que acosa a Estados Unidos desde hace años.

26 febrero, 2015

Al aceptar el Oscar la actriz hizo un llamado para que de una vez por todas haya salario igualitario e igualdad de derechos para las mujeres en Estados Unidos.

El problema se siente también en Hollywood, donde desde hace mucho tiempo las actrices vienen bregando por cerrar la brecha salarial con sus colegas hombres. Pero el tema se ha vuelto más personal en los últimos meses. En diciembre se filtraron mails de Sony que revelaron que a estrellas como Jennifer Lawrence y Amy Adams les pagan menos que a sus compañeros varones Bradley Cooper, Christian Bale y Jeremy Renner.

Este tema está en el escenario de las celebridades desde enero del año pasado, cuando Beyoncé escribió un ensayo donde declaraba que la igualdad de género es un mito.

Allí decía: “Hoy, las mujeres comportan la mitad de la fuerza laboral de Estados Unidos pero la trabajadora promedio gana solo 77% de lo que recibe el trabajador promedio. Pero a menos que hombres y mujeres digan que esto es inaceptable, las cosas no van a cambiar”. “Los hombres tienen que exigir que sus esposas, madres y hermanas ganen más en proporción a sus calificaciones y no a su género. La igualdad se logrará cuando hombres y mujeres reciban la misma paga y el mismo respeto”.

Hillary Clinton se sumó al reclamo de las actrices por pago igualitario en un discurso reciente que muchos interpretan como previo a su posible lanzamiento a la precandidatura presidencial. En él tocó temas de género, los mismos que estuvieron totalmente ausentes en su anterior campaña por la candidatura presidencial.

En Hollywood nadie sabe en realidad la gravedad del problema. Un importante estudio académico concluye que hay muchos equívocos con respecto a la magnitud del problema. Las listas de las actrices y ejecutivas mejor pagas son, en gran medida, especulativas. Las entrevistas con actores y técnicos de la actividad señalan consenso sobre la existencia de discriminación, pero no sobre su dimensión o urgencia de reforma.

“Es curioso que el tema se ha puesto de moda ahora, pero ha sido así desde hace décadas”, dijo Marlene Forte, una veterana actriz y productora, conocida por su papel de Carmen Ramos en la serie de televisión Dallas. “Los actores hombres siempre han ganado más que sus colegas mujeres con roles similares”, dijo. “Pasa todo el tiempo. Pasó en Dallas.”

Forte coincidió con Arquette “100%” pero dijo que era difícil cuantificar la brecha salarial, o saber si la culpa está en las actrices o agentes por no exigir lo suficiente o en los ejecutivos por resistirse al salario igualitario. “No es evidente, tratan de mantenerlo escondido todo lo que pueden. Se supone que el salario de uno es privado, entonces es fácil esconderlo debajo de la alfombra.”

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades