La historia y el arte de Sudáfrica en el Museo Británico

La exposición relata 100 mil años de herencia cultural, desde objetos arqueológicos hasta arte contemporáneo. Presenta expresiones artísticas milenarias y testimonios de una larguísima historia de sufrimiento.

1 noviembre, 2016

South Africa: Art of a Nation muestra la más larga historia de arte que una nación puede tener. La pieza más antigua  tiene 3 millones de años. Es la piedra Makapansgat,  que muestra una cara humana en ambos lados.  En realidad las caras son producto de la erosión: ambas tienen dos agujeros que parecen ojos y una raya que parece boca.  Es considerada arte porque alguien en aquel momento de la prehistoria, la vio, seguramente le llamó la atención por su parecido con una cara, y la conservó.

La exposición presenta 200 objetos desde expresiones artísticas milenarias, los primeros asentamientos europeos en el siglo XV, la llegada de los holandeses en 1652, y la segregación racial conocida como “apartheid“, que estuvo en vigor hasta los años 90. La exposición está atravesada por la historia. Hay fotografías de Nelson Mandela. Hay un cuadro que refleja la división del color durante el apartheid. Hay toda una sala dedicada al arte durante la segregación racial y hay un auto de lujo decorado por una artista sudafricana de 80 años.

También se ve allí la elegancia del arte de la nación zulú en el siglo 19, momento en que esa tribu usó las más acertadas maniobras para lograr masacrar a todo el ejército británico.  Muestra dos lanzas encontradas en el cuerpo del lugarteniente Edgar Oliphant Anstey después de la batalla de Isandlwlana en 1887, aquella histórica batalla en la que zulúes armados con escudos de cuero y lanzas destruyeron un ejército equipado con rifles Martini- Henry.

La devastadora estrategia que usaron los zulúes recibió por nombre “los cuernos del toro”. Los cuernos eran dos ejércitos formados por jóvenes guerreros corriendo a toda velocidad que avanzaron por los costados en una operación de pinza que obligó a los británicos a retroceder hasta donde estaban las filas de soldados experimentados esperando para matar.

El genio militar de aquellos zulúes fue una digna venganza en una historia dominada por la explotación, la rapacidad y el racismo blanco que se inició con la ocupación holandesa en el Cabo de Buena Esperanza en 1652.

La exposición está abierta hasta febrero de 2017.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades