La exposición al plomo en la infancia asociada con conducta criminal en la adultez

Un comunicado de la universidad de Cincinnati (UC) informa la primera prueba de una relación directa entre exposición al plomo -- prenatal e infantil – con un creciente riesgo de conducta criminal en las siguientes etapas de la vida.

18 junio, 2008

<p>Durante treinta a&ntilde;os, el profesor Kim Dietrich y su equipo de la universidad de Cincinnati, Ohio, estudiaron la relaci&oacute;n entre altas concentraciones de plomo y conductas criminales en a&ntilde;os posteriores. Intentaron evaluar las consecuencias de la exposici&oacute;n al promo, tanto en el &uacute;tero como en la infancia, durante treinta a&ntilde;os. Obtuvieron un registro completo de los patrones neurol&oacute;gicos, de desarrollo y de conducta para luego establecer una clara asociaci&oacute;n entre exposici&oacute;n infantil y conducta adulta. </p>
<p>Dietrich explica que han &ldquo;controlado a un sub-segmento espec&iacute;fico de ni&ntilde;os que fueron expuestos al plomo tanto durante su gestaci&oacute;n como durante su infancia, a lo largo de esos 30 a&ntilde;os&rdquo;. En total, los cient&iacute;ficos obtuvieron un registro completo de los patrones neurol&oacute;gicos, de comportamiento y de desarrollo de estos ni&ntilde;os, con el fin de establecer una asociaci&oacute;n clara entre dicha exposici&oacute;n temprana al plomo y una posible actitud criminal posterior. </p>
<p>Al parecer, aunque otros estudios anteriores hab&iacute;an tratado de establecer dicha relaci&oacute;n, la investigaci&oacute;n de Dietrich y sus colegas es la primera que consigue las evidencias definitivas. </p>
<p>Para Dietrich esta investigaci&oacute;n demuestra que la reducci&oacute;n del plomo ambiental es fundamental para conseguir reducir la tasa de cr&iacute;menes violentos. Seg&uacute;n &eacute;l, &ldquo;los patrones de comportamientos agresivos o violentos aparecen a menudo temprano, y contin&uacute;an a lo largo de la vida. Identificar los factores de riesgo que pueden propiciar una vida criminal desde la infancia deber&iacute;a ser una prioridad para las pol&iacute;ticas de salud p&uacute;blica&rdquo;. </p>
<p>El estudio en realidad se enmarca en otra investigaci&oacute;n m&aacute;s amplia, tambi&eacute;n iniciada en 1979, para conocer otros efectos a la exposici&oacute;n al plomo en ni&ntilde;os. La revista Abcnews publica que en total se calcula que m&aacute;s de un 1% de la materia gris total del cerebro se pierde por la contaminaci&oacute;n de la sangre con plomo. </p>
<p>Seg&uacute;n los cient&iacute;ficos, las reducciones afectaban a &aacute;reas espec&iacute;ficas del cerebro, como la corteza angular inferior, responsables de funciones como la regulaci&oacute;n del estado de &aacute;nimo o la toma de decisiones. Y afectaban mucho m&aacute;s a hombres que a mujeres.</p>
<p><strong>Plomo</strong></p>
<p>El plomo es un metal pesado que, durante muchos a&ntilde;os, se us&oacute; para fabricar pinturas y tuber&iacute;as; en la gasolina, y en otros muchos art&iacute;culos, incluidos los juguetes infantiles. De hecho, el a&ntilde;o pasado, las compa&ntilde;&iacute;as de juguetes Fisher-Price y Mattel tuvieron que retirar m&aacute;s de un mill&oacute;n de juguetes del mercado porque conten&iacute;an plomo. </p>
<p>En general, el uso de este metal se ha ido evitando cada vez m&aacute;s porque es venenoso y potencialmente peligroso para la salud, pero a&uacute;n se encuentra en algunas cer&aacute;micas, superficies o pinturas antiguas o muebles viejos. El desgaste de los objetos hace que el plomo que hay en ellos se desprenda y pueda extenderse.</p>
<p><br />
</p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades