La cola del perro

El lado hacia el cual se mueve la cola del pedro podría indicar su estado de ánimo: a la derecha está contento, a la izquierda podría estar asustado.

1 noviembre, 2013

Cuando un perro corre hacia nosotros meneando intensamente su cola suponemos que está contento de vernos. Si miramos con más detenimiento esa cola podría estar tratando de decirnos algo muy diferente.

Si bien todos los perros menean su cola de lado a lado, parece que lo hacen con una ciertq tendencia hacia la derecha o la izquierda según el mensaje que esté tratando de transmitir.

El diario británico Daily Mail reseña hoy un estudio realizado en la Universidad de Trento, Italia, donde los investigadores dicen que los perros usan sus colas para enviar señales a otros perros que son inadvertidas por los humanos. Como los perros se mueven tanto, esto suele pasar desapercibido. 

Pero otros perros sí captan las sutiles señales. La conducta refleja lo que está pasando en el cerebro del perro. Investigaciones anteriores mostraban que la activación del hemisferio izquierdo produce meneos más intensos hacia la derecha y viceversa.

El equipo italiano mostró 43 videos de perros a otros perros, cuyas colas se orientaban más hacia la izquierda o hacia la derecha.

Cuando los perros veían a otros perros meneando su cola hacia la izquierda, se les aceleraban los latidos del corazón y comenzaban a verse ansiosos. A los perros que le mostraban meneos hacia la derecha se mantenían perfectamente relajados.

El líder del equipo inveswtigador, Dr Giorgio Vallortigara, del Centro para Ciencias de la Mente y el Cerebro de la Universidad de Trento, dijo que “la dirección hacia donde más se orienta la cola importa porque coincide con la activación del hemisferio cerebral. O sea que un perro que mira a otro perro orientando su cola hacia la derecha – y por lo tanto mostrando activación del hemisferio izquierdo como si estuviera experimentando algún tipo de respuesta positiva – también daría respuestas relajadas.

Por el contrario, cuando un perro mira a otro mover su cola con tendencia hacia la izquierda—y así mostrando activiación del hemisferio derecho como si estuviera experimentando algún tipo de respuesta negativa .. también produciría respuestas ansiosas además de aumento en la frecuencia cardíaca. Esto es, creo, sorprendente.”

El estudio se hizo con 43 perros sanos de varias razas. A cada uno de ellos l mostraron videos de otro perro moviendo la cola. Vallortigara cree que la investigación podría ser útil a personas con perros y veterinarios.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades