La cocina francesa perdió con la globalización

La  globalización afecta todos los aspectos de la cultura humana. Eso incluye la gastronomía francesa.  Hasta  hace más o menos tres décadas pocos habrían discutido la superioridad de Francia en ese aspecto. Hoy, sus espesas salsas a base de manteca  no son el ideal de la cocina liviana que recomienda la medicina.

11 febrero, 2015

El mismo intercambio de ideas que ayudó a Inglaterra a diversificar y enriquecer su aburrida comía, en Francia sirvió para deslucir su reinado.  Un estudio descubrió que en 2013 se consumieron 970 millones de hamburguesas, casi la mitad de todos los sándwiches vendidos.

En 2007, la prestigiosa Guía Michelin otorgó el codiciado galardón de tres estrellas a un restaurant en Tokio. En esa oportunidad  Jean-Luc Naret, entonces  director editorial internacional de Michelin decía que “Tokio era por lejos la capital gastronómica del mundo”.

La misma Guía Michelin, que desde hace más de un siglo otorga a los restaurantes estrellas de reconocimiento por la excelencia de su menú, también está de capa caída. Hoy enfrenta la competencia de TripAdvisor, Zagat y otros portales que usan los comentarios de los usuarios, algo que mucha gente estima más confiable  que la opinión de expertos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades