Identifican un nuevo cuadro de Van Gogh

Durante aproximadamente cien años, el cuadro “Atardecer en Montmajour” fue considerado una copia de van Gogh y estaba archivado en un altillo, lejos de los ojos de los historiadores de arte. El museo van Gogh, en Amsterdam dice que es el descubrimiento más importante ocurrido en décadas.

9 septiembre, 2013

 “Sunset at Montmajour,” pintado en Arles en 1888, “ es una obra que proviene del period más importante en la vida del pintor, cuando creó obras como “Los girasoles”, “La casa amarilla” y “El dormitorio”, dijo Axel Rüger, director del museo. El cuadro muestra el ocaso en el paisaje montañoso de Montmajour, en la Provence, con trigales y las ruinas de una abadía benedictina al fondo. La zona alrededor Montmajour fue un tema que van Gogh trabajó repetidas veces durante su estadía en Arles.

El último descubrimiento de esta magnitud, dijo el director del museo, se produjo en 1928.La pintura estuvo durante varios años en la colección privada de una familia cuyo apellido no se da a conocer. Hasta 1901, estaba en la colección del hermano de Vincent, Theo. Su viuda, lo vendió a un marchand de arte de París, quien a su vez lo vendió a un coleccionista noruego.

En aquel momento se declare que era falso y el coleccionista lo arrumbó en su altillo, donde permaneció hasta que se lo vendió a sus actuales dueños. Hace dos años, el dueño la llevó al Museo para pedir autenticación y los investigadores y desde entonces se lo vino estudiando. Recientemente el equipo de investigación del museo llegó a la conclusión de que la obra es genuina porque los pigmentos corresponden con los de su paleta de Arles.

Louis van Tilborgh, el jefe del grupo de investigadores del museo, dijo que desde 1991 el museo tiene hoy una serie de técnicas nuevas para identificar y autenticar obras de arte. Dijo que se utilizaron todos esos métodos en cuanto tuvieron oportunidad de analizar la obra otra vez.

La fecha de la pintura se identifica como el 4 de Julio de 1888. En una carta Van Gogh escribió al día siguiente: “Ayer, al atardecer, yo estaba en un páramo pedregoso donde crecían robles muy chiquitos y torcidos; al fondo unas ruinas en la colina y trigales en el valle. Era romántico, y el sol derramaba sus rayos amarillos sobre los matorrales y la tierra, absolutamente una lluvia de oro.”

Los actuales dueños llevaron el cuadro al museo en 1991, pero en aquel momento nadie lo reconoció como un van Gogh. Esta vez contaban con tecnologías más avanzadas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades