Harry y Meghan compraron casa en California

Eligieron Montecito, Santa Barbara, y sacaron una hipoteca para pagarla.

25 septiembre, 2020

Luego de unas cuantas mudanzas, parece que la ex pareja real se instala en casa propia. Y esta vez propia quiere decir exactamente eso: una casa comprada con dinero propio y con hipoteca. Harry y Meghan vivieron primero en Gran Bretaña, luego fueron a Canadá, después se mudaron a Los Angeles, donde vivieron en una mansión prestada en Beverly Hills, y finalmente eligieron Montecito, en Santa Barbara, California, donde se proponen instalar un hogar permanente.

Montecito es una pequeña región del condado de Santa Bárbara y un refugio de celebridades y millonarios enclavado entre las montañas de Santa Ynez y el Océano Pacífico. La casa que compró la pareja tiene cancha de tenis, pileta, una gasa para invitados, jardines de rosas, cipreses y olivos.

“El duque y la Duquesa de Sussex se mudaron a su nuevo hogar en julio de este año”, dijo un vocero . Se instalaron en la tranquila privacidad de su comunidad y esperan que esta sea respetada”. En Los Angeles les resultaba muy difícil mantenerse fuera del ojo público y de los fotógrafos. En Montecito, en cambio ellos podrán integrarse en la comunidad mientras a la vez mantener cierta distancia y privacidad difícil de lograr en el área de Los Ángeles.

Un detalle importante es que esta es la primera vez que la pareja tiene una casa de su propiedad. Frogmore Cottage fue un regalo de la reina. No pidieron un préstamo al Príncipe Carlos ni a ningún otro miembro de la familia para comprarla. Por primera vea compraron algo con su dinero y la hipoteca de un banco.

Es que cuando decidieron abandonar la vida real, lo hicieron que aspiraban a ser financieramente independientes. Luego ampliaron diciendo que eso es algo más que obtener autonomía sobre el dinero”. En la página web de la pareja se puede leer esto: La autonomía financiera de nuestra familia elimina la supuesta justificación del “interés público” para la intrusión de los medios en sus vidas. El “interés público” fue, ciertamente, la lógica detrás de mucha de la cobertura sobre su hogar en Reino Unido. Las renovaciones de Frogmore Cottage fueron pagadas por la subvención soberana, el fondo que anualmente le da a la familia real el gobierno de Gran Bretaña. Las críticas sobre esos gastos multimillonarios aparecieron en los diarios, los blogs y las redes sociales. Los comentarios hacían mucho énfasis en la participación de los contribuyentes en esos gastos. Muchos creyeron que estaba mal que mantuvieran en privado el bautismo del hijo del matrimonio cuando el dinero público pagó las renovaciones.

Ahora ese es un planteo que no se va a poder hacer porque el dinero que están usando Harry y Meghan es el suyo propio. Markle tenía una carrera antes de casarse y harry tiene una herencia. Y ahora ambos planean tener ingresos propios. , aunque no se sabe todavía cómo lo harán.

Seguramente igual les resultará difícil mantener lejos a la prensa pero lo que es evidente es que ambos están dejando de ser realiza para convertirse en celebrities de California. Sus movimientos podrán atraer la curiosidad de los medios pero ya no es obligación suya mostrar su vida privada.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades