Gimnasios y salas de enfoque: a la caza de la concentración

No siempre es sencillo lograr ser productivo realizando trabajo o estudio de manera remota.

Así como hay personas para las que el cambio a la virtualidad es sencillo, para otras, el brusco viraje de escenario trae aparejado distracciones y falta de concentración.

Los “Work Gym” (gimnasios de trabajo) están creciendo. Se trata de diferentes opciones online donde el objetivo es lograr foco y productividad, recuerda un ensayo de la consultora Trendsity que dirige Mariela Mociulsky.

Ultraworking es un ejemplo,  ofrece sesiones de trabajo estructuradas para personas que desean bloquear las distracciones y seguir siendo productivas cuando trabajan de forma remota. Por una membresía mensual, los participantes se conectan y pueden trabajar en compañía de otros en un proyecto de su elección.

Se anima a los miembros a ser productivos mediante la rendición de cuentas, dejando sus cámaras encendidas mientras trabajan (generalmente utilizando el método Pomodoro, con trabajo en intervalos predefinidos o sprints, seguidos de un descanso). Más allá de la idea de concentración lo que se busca es lo que en psicología positiva se llaman “estado de flujo”, un estado mental de profundidad en el trabajo que se expresa en fluidez, claridad y productividad absolutas.

Cada gimnasio de trabajo tiene una técnica diferente. Focusmate te permite encontrar un socio para tu brainstorming, para trabajar junto a ellos durante 50 minutos, Caveday ofrece espacio de concentración de 50 minutos, intercaladas con charlas inspiradoras y estiramientos de relajación muscular, Momentum Dash te permite encontrar el foco cada mañana.

El hecho de estar frente a la cámara es uno de los elementos más importantes de todas estas iniciativas, la hipótesis que subyace es que comprometerse con una tarea hace que las personas tengan más probabilidades de éxito en una tarea. Sumado al hecho de que un extraño lo observe, colabora en la productividad.

Lo mismo ocurre con quienes estudian. La concentración para el estudio también impulsó cantidad de aplicaciones y plataformas que con distintas técnicas (sesiones de grupo, bloqueo por tiempo de redes sociales y de otras tareas, gamificación, etc) ayudan a lograr concentración. Una de las más interesantes es StudyStream, una sala de enfoque para estudiantes que ofrece “sesiones de estudio conmigo” en vivo con personas influyentes conocidas , sesiones guiadas de Pomodoro, pausas musicales de Lofi y sesiones guiadas de atención plena .

Conforme la necesidad de conseguir foco crece frente a los múltiples distractores del entorno, tanto las distracciones hogareñas como las demandas de la vida actual, las marcas y servicios tienen una oportunidad de ayudar a las personas a lograr preciados momentos de atención y concentración absoluta.
 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades