Empaquetar humanos para relajarlos

La última moda en Japón nos lleva de vuelta al útero materno. La llaman "Otonamaki", que quiere decir literalmente, fajar a un adulto. Es una nueva forma de terapia que usan las madres para superar el estrés del parto.

Las envuelven en una gran tela y luego las hacen oscilar hacia un lado y hacia el otro. La idea se origina en la práctica del Ohinamaki, con la que se envuelve a los bebés de manera similar. Lo hacían las abuelas y se vuelve a hacer, aunque de manera mucho más suave que antes. Pero el objetivo es siempre el mismo: mantener al bebé en calma impidiéndole que mueva sus extremidades. Dicen que muchas veces se despiertan porque se golpean ellos mismos agitando los brazos o las piernas. Según los japoneses la práctica contribuye al desarrollo físico.

En cuanto al Otonamaki, cada sesión dura aproximadamente unos 20 minutos y se supone que ayuda a la persona a relajarse y a recuperar flexibilidad.

 

El método fue inventado por una famosa partera japonesa, Nobuko Watanabe quien también inventó un cinturón para embarazadas que se usa mucho en Japón.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades