Dieta mediterránea en retirada en los países mediterráneos

La dieta mediterránea, que tanto se asoció a una vida más larga y menor incidencia de ataques cardíacos y cáncer, está en retirada en su lugar de origen. Hoy hay en esos países más diabetes, alta presión y colesterol.

24 septiembre, 2008

Hoy se la encuentra más en restaurantes caros de Londres y Nueva York que entre la joven generación en lugares como Grecia, donde dos tercios de los niños tiene sobrepeso y se apilan los efectos en la salud, dicen autoridades sanitarias.
<p>&nbsp;</p>
<p> &ldquo;&Eacute;ste es un lugar donde antes se ve&iacute;a gente que viv&iacute;a hasta los 100 a&ntilde;os, donde la gente se manten&iacute;a delgada y en buena forma&rdquo;, dice Stagourakis. &ldquo;Ahora uno ve chicos cuya longevidad es inferior a la de sus padres&rsquo;. Eso est&aacute; asustando a la gente.&rdquo;</p>
<p> Esa preocupaci&oacute;n tambi&eacute;n se observa en la <em>Food and Agriculture Organization</em> de las Naciones Unidas, que dijo en un informe reciente que la dieta de la regi&oacute;n hab&iacute;a &ldquo;deca&iacute;do a un estado moribundo.&rdquo; </p>
<p> &ldquo;La dieta es casi perfecta pero ya casi no existe, dice Josef Schmidhuber, autor del informe y economista de la organizaci&oacute;n. &ldquo;Hoy es s&oacute;lo una idea.&rdquo;</p>
<p> La Unesco pidi&oacute; a Grecia, Italia, Espa&ntilde;a y Marruecos que designen la dieta como una &ldquo;pieza intangible de herencia cultural&rdquo;, un testamento de su valor esencial y de su posible extinci&oacute;n.</p>
<p> Los efectos m&aacute;s serios de su sostenida desaparici&oacute;n se ven en la salud y las cinturas de la gente. Alarmados por las tendencias el gobierno griego ha comenzado a hacer visitas sorpresivas a escuelas en pueblos como Kasteli durante los &uacute;ltimos a&ntilde;os para pesar a los ni&ntilde;os y hablarles de nutrici&oacute;n. Las clases incluyen una pir&aacute;mide alimenticia enfocada en la dieta mediterr&aacute;nea.</p>
<p> Pero la batalla es dura. La mayor&iacute;a de los chicos examinados en la escuela primaria del puerto de Kissamos result&oacute; tener colesterol alto. En Grecia tres cuartas partes de la poblaci&oacute;n tienen sobrepeso u obesidad; lejos, el peor resultado en toda Europa, seg&uacute;n las Naciones Unidas. El nivel de sobrepeso de ni&ntilde;os de 12 a&ntilde;os creci&oacute; m&aacute;s de 200 % entre 1982 y 2002, y desde entonces ha venido subiendo a m&aacute;s velocidad. Italia y Espa&ntilde;a le siguen de cerca, con m&aacute;s de 50% de adultos con sobrepeso. A Francia y Pa&iacute;ses Bajos les corresponde 45%.</p>
<p> En Estados Unidos, 66% de los adultos mayores de 20 ten&iacute;an sobrepeso en 2004, y 31,9% de los ni&ntilde;os entre 2 y 19 ten&iacute;an sobrepeso en 2006, aunque las estad&iacute;sticas infantiles se compilan de manera diferente seg&uacute;n los pa&iacute;ses. Pero en Grecia el aumento de ni&ntilde;os gordos es particularmente alarmante.</p>
<p> &ldquo;Su dieta es totalmente diferente de lo que era la nuestra&rdquo;, dice Soula Sfakianakis, 40, recordando sus desayunos de leche de cabra, pan y miel. Su hijo, Vassilis, dijo que prefer&iacute;a cornflakes a la ma&ntilde;ana y bije o fideos con queso para la cena. </p>
<p> El problema, seg&uacute;n la doctora Antonia Trichopoulou, se hizo m&aacute;s agudo con la difusi&oacute;n de supermercados y, especialmente, productos para comer por la calle.</p>
<p> La publicidad orientada a los ni&ntilde;os invadi&oacute; Grecia con todo, y se extendi&oacute; al campo. En televisi&oacute;n se ven avisos de papas fritas; en los supermercados hay kioscos de caramelos.</p>
<p> Ante tanta novedad y tanta fuerza publicitaria, los lugare&ntilde;os tienen poca resistencia y pocos conocimientos de los peligros. </p>
<p> La dieta tradicional, baja en grasas saturadas y alta en nutrientes como flavonoides, estaba basada en vegetales, fruta, granos no refinados, aceite de oliva para cocinar y saborizar y un poco de vino, todo consumido diariamente.</p>
<p> Pescado, nueces, aves, huevos, queso y dulces eran adicionales semanales. Carne roja, az&uacute;car refinada o harina, manteca y otros aceites o grasas se consum&iacute;an rara vez, si acaso. La investigaci&oacute;n de la dieta arranc&oacute; en los 90, cuando los cient&iacute;ficos advirtieron que la gente de pa&iacute;ses mediterr&aacute;neos viv&iacute;a m&aacute;s a&ntilde;os y ten&iacute;a bajos niveles de enfermedades graves a pesar de un gran gusto por h&aacute;bitos poco saludables como funar o beber. Pero esa protecci&oacute;n ahora est&aacute; desapareciendo.</p>
<p> Hace apenas una generaci&oacute;n, la dieta t&iacute;pica de todos los pa&iacute;ses mediterr&aacute;neos cumpl&iacute;a las recomendaciones nutricionales de la World Health Organization, que menos de 10% de las calor&iacute;as debe provenir de grasas saturadas y que menos de 300 miligramos de colesterol se consuman por d&iacute;a.</p>
<p> Hoy, la dieta t&iacute;pica de todos los pa&iacute;ses excede holgadamente esos l&iacute;mites. En Grecia, la media del consumo diario de colesterol pas&oacute; de 190 miligramos en 1963 a 400 hoy. En Portugal, el consumo pas&oacute; de 155 a 460.</p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades