De la cama al living: energías y transiciones

La pandemia aceleró la tendencia de hogares multifuncionales. También el hogar se vuelve mucho más tecnológico, con dispositivos que puedan apuntalar estas nuevas necesidades.

30 diciembre, 2020

Más allá de comer y dormir,  el hecho de convertirse en el centro de muchas actividades de la vida (trabajo, estudio, compras, ocio y ejercicio) obliga a replantearse la función de los espacios, crear nuevos, proyectar rediseños que incluyen dar más importancia a los exteriores, lo estético y la comodidad como valores que adquieren centralidad.

El informe elaborado por la consultora Trendsity que dirige Mariela Mociulsky, explica que aún nos esperan meses donde esa centralidad del hogar seguirá existiendo, al menos hasta la vacunación masiva. Por un tiempo las salidas y la socialización serán más esporádicas y este “hogar/ multi espacio” en donde se desarrolla la mayor parte de la vida seguirá existiendo.

Si bien hay productos y servicios que ya se han adaptado a esta vida híbrida, aún creemos que hay margen para innovar. Específicamente aún falta lograr que las personas realicen todas estas actividades y tomen roles diversos sin abrumarse: ¿Qué se le puede ofrecer a una persona que tiene que hacer transiciones de actividades en un mismo espacio?

Esta multifuncionalidad de tareas requiere de las personas distintos humores y niveles de energía y también alguna suerte de ritual o rutina que permita ciertos “cortes” entre actividades.

No es la misma la energía del trabajo que del ejercicio, y hay momentos en que algún “hito” (una copa de vino por ejemplo) puede marcar el final del día a falta de un after office: ¿podría una marca de bebidas alcohólicas aprovechar ese espacio?, ¿qué lugares hay para capitalizar allí? ¿Podría haber alguna marca de mate o café que ayude a lograr esa sintonía con el día laboral cuando se inicia en casa?

El acto de cocinar se está empezando a percibir como una suerte de “transición” entre el trabajo y la intimidad, por lo cual, marcas de alimentos o gastronomía podrían reforzar la comunicación desde ese lado. Cuando se trabaja y se habita el mismo lugar con hijos y/o personas a cargo la concentración y la productividad no son las mismas, de ahí el éxito de las niñeras virtuales.

Se podría pensar también que las marcas deportivas podrían pensar de qué manera incentivar al “mood” que se necesita para arrancar el ejercicio físico en casa o cómo incluir a los chicos en una rutina que también para ellos sea divertida. En definitiva, hay grandes oportunidades para explorar en esta concepción del hogar “todo uso”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades