Cuando lo artificial deja de ser el enemigo

De manera bastante cotidiana, surgen nuevos materiales que replican sensaciones de “como si” pero evitando las características de los productos o materias primas originales, advierte el último informe de la consultora Trendsity.

8 noviembre, 2021

De la mano de empresas de biotecnología surgen nuevas formas alternativas de carne, leche, pasando por cuero o algodón. Si desde décadas los consumidores se habían enfocado en la valoración de lo natural como tendencia, lo hecho a mano, artesanal, como “lo mejor”, hoy también como contratendencia se valora la seguridad que puede ofrecer la ciencia, la robótica y la inteligencia artificial, aquello obtenido en un laboratorio es valorado, buscado y preciado.

Si los materiales sintéticos (como el plástico) se celebraron tras la posguerra por dureza, economía o conveniencia, luego sobrevino su lado oscuro: contaminación y demonización – por lo menos de muchos consumidores – de todos sus derivados. Hoy nos encontramos en un momento en que en virtud de la convergencia de tecnologías, la caída de los costos y las nuevas actitudes hacia la sostenibilidad, lo que las personas consideran “mejor y deseable” no es solamente  “lo natural”.

Algunos ejemplos incluyen la empresa Galy que produce algodón cultivado en laboratorio bajo el claim “aplicaciones desarrolladas en laboratorio para revolucionar la industria y honrar a la Madre Tierra”; Spiber, fibras proteicas elaboradas en variedad de formas, que cuentan con características como la suavidad similar a la cachemira o las reconocidas propiedades térmicas y de absorción de la humedad de la lana o VitroLabs: cuero cultivado en laboratorio que permite hacer miles de millones de pies cuadrados de cuero con una sola biopsia inofensiva de una vaca. También casos como MeliBio (miel sin abejas), Shiok Meats (camarones cultivados en laboratorio) u Hoxton Farms (grasa animal real, sin los animales).

Y no se trata solo de comida y moda. Desde ADN sintético hasta queroseno sintético, los nuevos materiales fabricados y diseñados ofrecerán soluciones que son mejores que sus equivalentes naturales en dimensiones clave como la durabilidad y el rendimiento, o la ética y la sostenibilidad.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades