Confirman que el estudio deteriora la visión

El dicho popular que dice "se quemó las pestañas estudiando", parece tener razón.

Un estudio científico afirma hoy que el estudio daña la visión y que cada año pasado en educación aumenta el deterioro. Por lo general ir a la universidad significa necesitar el uso de anteojos cuando de otro modo esa necesidad no existiría.

 

Según, según el estudio pasar demasiadas horas adentro explica las altas tasas de miopía que se duplicaron en los últimos 50 años. Para detectar causa y efecto los investigadores usaron datos genéticos de 68.000 personas.

 

La investigación fue realizada en la Universidad de Cardiff por un equipo liderado por Jez Guggenheim. Encontraron que aquellas personas que estaban genéticamente predispuestas a pasar más tiempo en educación mostraban tendencia a desarrollar miopía pero que los genes ligados a la miopía no hacían más propensas a las personas a permanecer en el camino de la educación. Esto sugiere que fueron los años extra de escolaridad los que dañaron la vista.

 

Guggenheim explicó: “Si lo comparamos con alguien que dejó la escuela a los 16 años, un graduado universitario tendría, en promedio, una dioptría más de miopía. Para que esto se entienda, una dioptría es suficiente para que no se puedan leer las letras de la mitad inferior en las tabla del oftalmólogo.

 

Agregó que no hay evidencia concluyente para decir que leer libros daña la vista, pero hacerlo probablemente signifique más tiempo adentro. De todas maneras, el estudio demuestra que prolongar indefinidamente el tiempo de educación tiene, además de ventajas, algunos inconvenientes.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades