¿Auge argentino de la oficina en casa?

Desde hace varios años, el desarrollo en telecomunicaciones e informática venía anticipando “la oficina en casa”. Ahora llega a la Argentina, según un informe difundido esta semana.

23 septiembre, 2003

En el país funcionan unas 320.000 oficinas hogareñas, lo cual equivale
a 3,2% de las viviendas. Con este volumen, es un mercado interesante, ya que -si
bien son técnicamente casas y se abastecen por los canales para ese segmento-
su uso de tecnología se asemeja más al de una oficina.

Así se desprende de "Telecomunicaciones residenciales 2003",
un trabajo de la consultora Carrier y Asociados.

Si se toman las viviendas con teléfono, en casi la mitad (47%) existe
una oficina. En el plano socioeconómico, hay 86% en el nivel alto, 50%
en el medio alto, 13% en el medio y ninguna en el nivel bajo. Debe recordarse
que, según lo detectó la misma fuente, crece el uso de los locutorios
como "oficinas fuera de casa"

El fenómeno reconoce dos grandes causas. Por un lado, los avances tecnológicos
(múltiples líneas, banda ancha, LAN, abaratamiento del hardware,
etc.) limitan las diferencias entre estar en casa o en la oficina. Pero tampoco
deben descartarse los efectos de la crisis reciente: casi 40% de los hogares
que son ámbito laboral lo son desde hace menos de dos años. Esta
tendencia es más marcada en los niveles altos.

"No obstante, el trabajo desde casa es de tiempo completo en uno de cada
tres casos. Los dos tercios restantes -observan los consultores- realizan actividades
de tiempo parcial o responden al famoso "lo sigo en casa". Más
que el fin del trabajo, parece el trabajo sin fin".

En el país funcionan unas 320.000 oficinas hogareñas, lo cual equivale
a 3,2% de las viviendas. Con este volumen, es un mercado interesante, ya que -si
bien son técnicamente casas y se abastecen por los canales para ese segmento-
su uso de tecnología se asemeja más al de una oficina.

Así se desprende de "Telecomunicaciones residenciales 2003",
un trabajo de la consultora Carrier y Asociados.

Si se toman las viviendas con teléfono, en casi la mitad (47%) existe
una oficina. En el plano socioeconómico, hay 86% en el nivel alto, 50%
en el medio alto, 13% en el medio y ninguna en el nivel bajo. Debe recordarse
que, según lo detectó la misma fuente, crece el uso de los locutorios
como "oficinas fuera de casa"

El fenómeno reconoce dos grandes causas. Por un lado, los avances tecnológicos
(múltiples líneas, banda ancha, LAN, abaratamiento del hardware,
etc.) limitan las diferencias entre estar en casa o en la oficina. Pero tampoco
deben descartarse los efectos de la crisis reciente: casi 40% de los hogares
que son ámbito laboral lo son desde hace menos de dos años. Esta
tendencia es más marcada en los niveles altos.

"No obstante, el trabajo desde casa es de tiempo completo en uno de cada
tres casos. Los dos tercios restantes -observan los consultores- realizan actividades
de tiempo parcial o responden al famoso "lo sigo en casa". Más
que el fin del trabajo, parece el trabajo sin fin".

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades