Alimentos orgánicos: se amplía la terminología

En Estados Unidos, la comunidad de productores orgánicos creció y se diversificó. Ahora hay muchos que dicen que la palabra “orgánico” es demasiado ambigua y generalista. Así nace toda una variedad de términos para diferenciar prácticas y procesos.

Ahora que más o menos la población mundial parece haberse familiarizado con la
palabra “orgánico“,
aparece una larga serie de términos alternativos. La insatisfacción con el término
proviene de los mismos agricultores y activistas que, allá por los años ´70, popularizaron
el término. Ahora están en campaña para imponer otros que hagan referencia a procesos
o certificaciones diferentes. Así como comienzan a aparecer en etiquetas y menúes
de aquellos mercados y restaurantes que fijan tendencias, neologismos como “biodinámico”,
“local” “certificado por la Food Alliance“y “beyond organic“.

En sus primeros tiempos la palabra orgánico tenía un amplio significado amplio
donde cabía dieta sana y cultivo comunitario. Hoy la definición de orgánico- que
en Estados Unidos está gobernada por una ley federal desde octubre 2002 – es mucho
más estrecha. Menciona específicamente prácticas y químicos que no pueden usar
granjas o fábricas. Sólo los productores que cumplen con los requisitos legales
que rigen la producción orgánica internacional pueden poner en sus productos la
etiqueta de “producto orgánico certificado”.

Los nuevos términos aparecen para describir prácticas no incluidas en la reglamentación
orgánica oficial.

* “Food Alliance” indica que el alimento fue cultivado en una granja que
cumple con los estándares específicos sobre tratamiento de empleados de campo,
sobre mantenimiento del hábitat y uso de pesticidas. Food Alliance es una entidad
norteamericana sin fines de lucro dedicada a la agricultura sustentable que recibe
financiamiento de fundaciones y empresas que pagan para obtener la certificación.
* “Biodinámico” se aplica a productos cultivados en granjas que son prácticamente
ecosistemas. O sea, el ganado provee el estiércol que abona los campos, las plagas
son controladas por insectos que son depredadores naturales, etc. El uso del término
es supervisado por Demeter USA, una ONG situada en Oregón que es financiada por
las cuotas que cobra.
* “Local”, “sustentable” y “beyond organic” son términos supervisados por
organismos especiales y los usan diversos productores para indicar prácticas alternativas.

Muchos consumidores creen que orgánico significa que no se usan pesticidas químicos.
Pero hay una lista de químicos que sí son aceptables para la legislación correspondiente.
Los agricultores que han dado en llamarse “beyond organic” quieren explicar,
con esa etiqueta, que usan menos pesticidas químicos que los productores orgánicos.

En general, todos los que utilizan algunos de estos nuevos rótulos quieren reglas
más específicas (por ejemplo, sobre dónde largar a pastar a las vacas lecheras).
Quieren, también, crear términos nuevos que cubran el proceso completo de producción,
desde cuánto tiene que viajar un producto para llegar a sus consumidores hasta
cuánto deben ganar los trabajadores del campo.

Actualmente el mercado genera unos US$ 10.000 millones al año en ventas y está
creciendo a razón de 20% al año desde 1998. Grandes productores globales, como
General Mills y Groupe Danone han incorporado la práctica.

Ahora que más o menos la población mundial parece haberse familiarizado con la
palabra “orgánico“,
aparece una larga serie de términos alternativos. La insatisfacción con el término
proviene de los mismos agricultores y activistas que, allá por los años ´70, popularizaron
el término. Ahora están en campaña para imponer otros que hagan referencia a procesos
o certificaciones diferentes. Así como comienzan a aparecer en etiquetas y menúes
de aquellos mercados y restaurantes que fijan tendencias, neologismos como “biodinámico”,
“local” “certificado por la Food Alliance“y “beyond organic“.

En sus primeros tiempos la palabra orgánico tenía un amplio significado amplio
donde cabía dieta sana y cultivo comunitario. Hoy la definición de orgánico- que
en Estados Unidos está gobernada por una ley federal desde octubre 2002 – es mucho
más estrecha. Menciona específicamente prácticas y químicos que no pueden usar
granjas o fábricas. Sólo los productores que cumplen con los requisitos legales
que rigen la producción orgánica internacional pueden poner en sus productos la
etiqueta de “producto orgánico certificado”.

Los nuevos términos aparecen para describir prácticas no incluidas en la reglamentación
orgánica oficial.

* “Food Alliance” indica que el alimento fue cultivado en una granja que
cumple con los estándares específicos sobre tratamiento de empleados de campo,
sobre mantenimiento del hábitat y uso de pesticidas. Food Alliance es una entidad
norteamericana sin fines de lucro dedicada a la agricultura sustentable que recibe
financiamiento de fundaciones y empresas que pagan para obtener la certificación.
* “Biodinámico” se aplica a productos cultivados en granjas que son prácticamente
ecosistemas. O sea, el ganado provee el estiércol que abona los campos, las plagas
son controladas por insectos que son depredadores naturales, etc. El uso del término
es supervisado por Demeter USA, una ONG situada en Oregón que es financiada por
las cuotas que cobra.
* “Local”, “sustentable” y “beyond organic” son términos supervisados por
organismos especiales y los usan diversos productores para indicar prácticas alternativas.

Muchos consumidores creen que orgánico significa que no se usan pesticidas químicos.
Pero hay una lista de químicos que sí son aceptables para la legislación correspondiente.
Los agricultores que han dado en llamarse “beyond organic” quieren explicar,
con esa etiqueta, que usan menos pesticidas químicos que los productores orgánicos.

En general, todos los que utilizan algunos de estos nuevos rótulos quieren reglas
más específicas (por ejemplo, sobre dónde largar a pastar a las vacas lecheras).
Quieren, también, crear términos nuevos que cubran el proceso completo de producción,
desde cuánto tiene que viajar un producto para llegar a sus consumidores hasta
cuánto deben ganar los trabajadores del campo.

Actualmente el mercado genera unos US$ 10.000 millones al año en ventas y está
creciendo a razón de 20% al año desde 1998. Grandes productores globales, como
General Mills y Groupe Danone han incorporado la práctica.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades