2020: el año de la chomba

Este emblema de la ropa deportiva masculina hizo su entrada al mundo del trabajo.

16 noviembre, 2020

La chomba, mucho más cómoda que la tradicional camisa y corbata. Hay poca gente en las oficinas, cuando las hay. ¿Qué sentido tiene ponerse camisa y corbata? Aparecen entonces las chombas, mucho más cómodas que el saco y corbata. Dependiendo de la edad de quien la usa, o de dónde se encuentra, el uso de la chomba puede interpretarse como una declaración de rechazo a la moda, algo así como ponerse medias con sandalias.

La chomba original – “Polo shirt”, llamada así porque nació en los campos de polo de la India — tenía manga larga y cuello con botones para que no se moviera con el viento. ( Curiosamente no corresponde a lo que nosotros llamamos “polera”, que es una remera con cuello alto).

John E. Brooks, nieto de Henry Brooke, fundador de Brooks Brothers, las vio por primera vez cuando miraba un partido de polo inglés. Le parecieron tan interesantes que las incluyó en el catálogo de Brooke Brothers. Fueron las primeras remeras con cuello abotonado que se vendieron en Estados Unidos. Luego llegó Ralph Lauren, quien llamó “Polo” a su línea de chombas y hasta les puso un logo con un jugador a caballo blandiendo su palo.

En Europa aparecían las del francés René Lacoste, que no era jugador de polo sino campeón de tenis. Lacoste quería una remera que se pudiera usar en la cancha. Por eso lo primero que hizo fue cortarle las mangas y reducir el número de botones.

Después de un partido de Copa Davis en Boston, un periodista estadounidense bautizó a René Lacoste como The Alligator” (El Cocodrilo) en referencia a una apuesta entre el jugador de tenis y su entrenador sobre una maleta hecha de piel de cocodrilo.

De este famoso apodo surgió el primer y más icónico logo de la marca Lacoste, el cocodrilo, que fue diseñado por el artista Robert George en 1927.

“La remera Lacoste fue luego copiada por Fred Perry, quien agregó a su logo la guirnalda de Wimbledon”, dice Peter Howarth, un consultor de moda que trabajó con Armani y Versace.

Howarth explica que las chombas fueron evolucionando. Al principio se hacían exclusivamente en piqué de algodón, y ahora los diseñadores las hacen en todo tipo de tela, desde seda hasta cashmir. Y cada diseñador tiene su línea propia.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades