¿Ya no saben qué inventar?

¿Quién adivina lo que se puede hacer con el invento llamado "Uber humano"?

Cuesta creerlo, pero con el Uber humano, inventado en Japón, podemos tener una intensa vida social sin la molestia de salir de casa. ¿Cómo? Pues alquilando a una persona para que asista a nuestros compromisos usando nuestra cara.

 

Se llama Chameleomask y fue presentado esta semana en la conferencia EmTech del MIT en Singapur. Su creador, Jun Rekimoto, subdirector de Sony Computer Science Laboratories, lo llamó el Uber humano porque permite alquilar una persona viva para que circule por el mundo en representación de otra. Permite, entonces, asistir a una fiesta con el cuerpo de otra persona.

 

“Para hacer esto”, escribió Rekimoto en su página web, usa una pantalla con forma de máscara que muestra el rostro del usuario remoto y transmite su voz. Mientras, el usuario remoto mira a través de una tableta adosada a la máscara del subrogante. A la vez, la pantalla del subrogante muestra algún texto con instrucciones del usuario remoto.

 

Es como un Skype, pero con un extraño a quien se le paga para que use nuestra cara sobre la suya.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades