Ya nació la sucesora de Wi-Fi, pero está en pañales

Se llama Li-Fi, será 100 veces más rápida que Wi-Fi y también mucho más segura. El "Li" viene de light, luz. Todavía quedan algunos inconvenientes por superar. El principal, no atraviesa paredes.

26 noviembre, 2015

Cuando salió la primera versión del protocolo Wi-Fi en 1997, lograba velocidades inalámbricas de hasta 2 megabits por segundo. Ahora llega Li-Fi, un posible sucesor de Wi-Fi que es capaz de transmitir datos a 1 gigabit por segundo, o sea a una velocidad casi 100 veces mayor que el promedio de la conexión inalámbrica promedio actual 500 veces más rápida que la primera encarnación de Wi-Fi.

Li-Fi usa bulbos LED que se encienden y se apagan  miles de millones de veces por segundo para transmitir cadenas de datos. Imaginemos la manera en que un operador de código Morse golpearía su teclita para enviar un mensaje y luego aceleremos el proceso en varios órdenes de magnitud.

Aunque la comunicación tiene lugar en el espectro de espacio visible, lo cual significa que los seres humanos pueden ver la luz que se está emitiendo, el parpadeo ocurre a una velocidad demasiado grande para que nuestros ojos lo adviertan. Dicho de otro modo, para nosotros, un bulbo de luz Li-Fi parece igual a cualquier otro, pero en realidad transmite Internet a la velocidad del rayo  al mismo tiempo.

 Velmenni, una compañía tecnológica de Estonia que ha instalado Li-Fi en sus oficinas, dice que la tecnología ha logrado velocidades de hasta 224 gigabits por segundo en el laboratorio y de 1 gigabit por segundo en la vida real donde las transmisiones deben luchar con otros factores como movimiento e interferencia de otras fuentes de luz. Una oficina o parque industrial podrían ser equipados con bulbos LED inteligentes que enviarían datos y darían iluminación en simultáneo, dice Deepak Solanki,  CEO de Velmenni. 

Pero hay un problema: como la luz no puede atravesar paredes u otros obstáculos, un punto de acceso Li-Fi solo puede cubrir una sola habitación.  Eso significa instalar múltiples LEDs inteligentes para que un departamento o casa estén totalmente cubiertos con Li-Fi. Pero por otra parte, la interferencia inalámbrica se verá muy reducida. Si vivimos en un edificio de departamentos, nuestros dispositivos probablemente puedan pescar redes Wi-Fi que pertenecen a nuestros vecinos. Esas redes, todas compartiendo las mismas frecuencias , tienden a interferirse entre sí, desacelerando velocidades para todos. (Por eso es que la banda Wi-Fi de 5 GHz Wi-Fi suele ser más rápida: sólo puede ser usada por los dispositivos más nuevos, por eso está relativamente menos sobrecargada.) Pero una red que usa luz visible está prolijamente contenida por las paredes, pisos y cielorrasos de las habitaciones que cubre. No hay derrame hacia áreas adyacentes.

Li-Fi también podría ser más segura que Wi-Fi. Como la señal inalámbrica no se derrama por fuera de las habitaciones  o edificios, es mucho más difícil que un intruso  se instale cerca y acceda a la red. Ya corren rumores que las agencias de inteligencia están interesadas en la posible seguridad del Li-Fi y que las aerolíneas están considerando la tecnología para brindar acceso a Internet durante los vuelos.

La tecnología todavía está en pañales, pero en los próximos años los LED podrían transferir gigabites en un abrir y cerrar de ojos.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades