Web 2.0: aplicaciones en marketing y dominios afines

La creciente aceptación de servicios en línea, promovidos por los mismos usuarios –inclusive MySpace, Wikipedia o YouTube-, privilegia la gama web 2. Una reciente encuesta de McKinsey revela el amplio interés en la tendencia.

Una cantidad notable de ejecutivos define las aplicaciones web 2.0 como “estratégicas”. Pero, en otro nivel, las empresas no prefieren las más conocidas aplicaciones, como los blogs. En vez, optan por tecnologías que facilitan la automatización y el armado de redes.

Más de la mitad de managers encuestados (2.800 en total) consideran fructíferas las inversiones en esas tecnologías durante los últimos cinco años. Casi tres cuartos planean mantenerlas o elevarlas en los años venideros. Apenas 13% se manifiesta disconforme con web 2.0.

Las firmas que se zambulleron en la primera ola de inversiones, naturalmente, se ven más satisfechas que quienes llegaron con atraso. No obstante, menos de 5% se declara “muy conforme” con los retornos. De esa pequeña parte, 46% figuran en la etapa inicial y 44% los siguieron.

Inquiridos sobre si habrían actuado de otra forma para mejorar los resultados de los primeros gastos, sólo 18% dijo que no. En tanto, 42% habría fortalecido la capacidad interna para aprovechar mejor las oportunidades en el mercado. Casi la mitad de este grupo define a sus empresas como seguidoras rápidas o adherentes iniciales a estas tecnologías. Esto guarda relación con la idea de que la celeridad es esencial en este tipo de decisiones financieras.

Entre ejecutivos familiarizados con web 2.0 y las tendencias mencionadas en este trabajo, más de 75% declaran que sus firmas ya están invirtiendo en una o más. La opción preferida es por servicios generales, según 80% de consultados duchos en esas herramientas. Las redes entre pares (P2P, peer to peer) también se mencionan mucho: 47% las emplea o contempla hacerlo.
Pocos managers trabajan en compañías que usen más de dos tecnologías web 2.0. Pero casi 66% de quienes operan en empresas que invierten afirman que son relevantes para mantener posición en el mercado, emular o aventajar rivales y safisfacer demandas de los clientes. Algo más de un tercio definen esas técnicas como “experimentales”.

Los ejecutivos de marketing en ciertos sectores y regiones de Estados Unidos, que vacilaban en sumarse a la tendencia los últimos cinco años, admiten que están resueltos a ser en adelante más proactivos. Por ejemplo, los managers de cadenas minoristas, por lo común bastante proclives a invertir con cautela. Ahora, se muestran mayormente dispuestos a incorporar tecnologías web 2.0 en el futuro inmediato.

Ahora bien ¿qué áreas integra la tecnología? Las siguientes:

Blogs (web blogs, bitácoras en Red) son periódicos y otros textos en línea insertados en un sitio y a menudo distribuido a otros o a lectores que emplean SSS.

Inteligencia colectiva. Se refiere a todo sistema que capte conocimientos de un grupo, no de una persona, para adoptar decisiones. Sus técnicas asociadas incluyen edición colaborativa y bases de datos comunes o compartidas.

Mash-ups (agregados). Sumas de contenidos de distintas fuentes en línea, empleadas para generar nuevos servicios. Ejemplo: un programa que extrae de un sitio listas de departamentos y las despliega sobre un mapa de Google para relacionar sus ubicaciones.

Redes entre pares (P2P). Técnica para compartir archivos (textos, imágenes, música) con eficacia, en toda la internet o en círculos cerrados. A diferencia del almacenamiento convencional de datos en una máquina –expuesto a cuellos de botella-, P2P los distribuye en un grupo de terminales. Algunos sistemas recobran archivos recogiendo y rearmando piezas provenientes de muchas computadoras.

Podcasts (pulpos). Son grabaciones de audio o video. Por ejemplo, formas multimedios un blog. A veces, se distribuyen vía un agregador como iTunes.

SSS (sindicatura simple y seria, en inglés really simple syndication, RSS). Permite a la gente subscribirse a distribuidores en línea de noticias, blogs, podcasts y demás.

Redes sociales. Son sistemas que permiten a miembros de un determinado sitio conocer aptitudes, habilidades o preferencias de otros. Entre los ejemplos comerciales figuran Facebook y LinkedIn. Algunas empresas emplean estas redes para detectar expertos, técnicos y profesionales en sus propias organizaciones.

Servicios web genéricos. Estos softwares facilitan a sistemas diversos comunicarse entre sí automáticamente, pasar información o cerrar negocios. Verbigracia, un minorista y su proveedor pueden entrar en contacto vía internet y actualizar sus inventarios.

“Wikis”. Su modelo obvio es Wikipedia. Son sistemas de edición colaborativa que permiten a muchos autores contribuir a un documento, una investigación o un debate en línea.

Los ejecutivos aplican estas tecnologías para comunicarse con clientes o socios y promover cooperación interna en las compañías. Un 70% emplea distintas combinaciones para ponerse en contacto con compradores. Así, alrededor de 20% usa blogs para mejorar la atención o los servicios posventa.

Muchas empresas apelan a similares tecnologías para la gestión interna de conocimientos. Poco más de 50% de los encuestador señalan que usan una o más de estas herramientas para esos propósitos o para diseñar y desarrollar productos. Por ejemplo, establecer sistemas capaces de obtener y compartir ideas.

Finalmente, entre los managers de marketing consultados, las técnicas de automatización y colaboración parece ganar terreno sobre otras, favoritas de la prensa especializada. Blogs, podcasts y mash-ups son recursos que permiten aportar conocimientos a esfuerzos comunes o facilitar que las maquinas intercambien datos sin trabas.

Una cantidad notable de ejecutivos define las aplicaciones web 2.0 como “estratégicas”. Pero, en otro nivel, las empresas no prefieren las más conocidas aplicaciones, como los blogs. En vez, optan por tecnologías que facilitan la automatización y el armado de redes.

Más de la mitad de managers encuestados (2.800 en total) consideran fructíferas las inversiones en esas tecnologías durante los últimos cinco años. Casi tres cuartos planean mantenerlas o elevarlas en los años venideros. Apenas 13% se manifiesta disconforme con web 2.0.

Las firmas que se zambulleron en la primera ola de inversiones, naturalmente, se ven más satisfechas que quienes llegaron con atraso. No obstante, menos de 5% se declara “muy conforme” con los retornos. De esa pequeña parte, 46% figuran en la etapa inicial y 44% los siguieron.

Inquiridos sobre si habrían actuado de otra forma para mejorar los resultados de los primeros gastos, sólo 18% dijo que no. En tanto, 42% habría fortalecido la capacidad interna para aprovechar mejor las oportunidades en el mercado. Casi la mitad de este grupo define a sus empresas como seguidoras rápidas o adherentes iniciales a estas tecnologías. Esto guarda relación con la idea de que la celeridad es esencial en este tipo de decisiones financieras.

Entre ejecutivos familiarizados con web 2.0 y las tendencias mencionadas en este trabajo, más de 75% declaran que sus firmas ya están invirtiendo en una o más. La opción preferida es por servicios generales, según 80% de consultados duchos en esas herramientas. Las redes entre pares (P2P, peer to peer) también se mencionan mucho: 47% las emplea o contempla hacerlo.
Pocos managers trabajan en compañías que usen más de dos tecnologías web 2.0. Pero casi 66% de quienes operan en empresas que invierten afirman que son relevantes para mantener posición en el mercado, emular o aventajar rivales y safisfacer demandas de los clientes. Algo más de un tercio definen esas técnicas como “experimentales”.

Los ejecutivos de marketing en ciertos sectores y regiones de Estados Unidos, que vacilaban en sumarse a la tendencia los últimos cinco años, admiten que están resueltos a ser en adelante más proactivos. Por ejemplo, los managers de cadenas minoristas, por lo común bastante proclives a invertir con cautela. Ahora, se muestran mayormente dispuestos a incorporar tecnologías web 2.0 en el futuro inmediato.

Ahora bien ¿qué áreas integra la tecnología? Las siguientes:

Blogs (web blogs, bitácoras en Red) son periódicos y otros textos en línea insertados en un sitio y a menudo distribuido a otros o a lectores que emplean SSS.

Inteligencia colectiva. Se refiere a todo sistema que capte conocimientos de un grupo, no de una persona, para adoptar decisiones. Sus técnicas asociadas incluyen edición colaborativa y bases de datos comunes o compartidas.

Mash-ups (agregados). Sumas de contenidos de distintas fuentes en línea, empleadas para generar nuevos servicios. Ejemplo: un programa que extrae de un sitio listas de departamentos y las despliega sobre un mapa de Google para relacionar sus ubicaciones.

Redes entre pares (P2P). Técnica para compartir archivos (textos, imágenes, música) con eficacia, en toda la internet o en círculos cerrados. A diferencia del almacenamiento convencional de datos en una máquina –expuesto a cuellos de botella-, P2P los distribuye en un grupo de terminales. Algunos sistemas recobran archivos recogiendo y rearmando piezas provenientes de muchas computadoras.

Podcasts (pulpos). Son grabaciones de audio o video. Por ejemplo, formas multimedios un blog. A veces, se distribuyen vía un agregador como iTunes.

SSS (sindicatura simple y seria, en inglés really simple syndication, RSS). Permite a la gente subscribirse a distribuidores en línea de noticias, blogs, podcasts y demás.

Redes sociales. Son sistemas que permiten a miembros de un determinado sitio conocer aptitudes, habilidades o preferencias de otros. Entre los ejemplos comerciales figuran Facebook y LinkedIn. Algunas empresas emplean estas redes para detectar expertos, técnicos y profesionales en sus propias organizaciones.

Servicios web genéricos. Estos softwares facilitan a sistemas diversos comunicarse entre sí automáticamente, pasar información o cerrar negocios. Verbigracia, un minorista y su proveedor pueden entrar en contacto vía internet y actualizar sus inventarios.

“Wikis”. Su modelo obvio es Wikipedia. Son sistemas de edición colaborativa que permiten a muchos autores contribuir a un documento, una investigación o un debate en línea.

Los ejecutivos aplican estas tecnologías para comunicarse con clientes o socios y promover cooperación interna en las compañías. Un 70% emplea distintas combinaciones para ponerse en contacto con compradores. Así, alrededor de 20% usa blogs para mejorar la atención o los servicios posventa.

Muchas empresas apelan a similares tecnologías para la gestión interna de conocimientos. Poco más de 50% de los encuestador señalan que usan una o más de estas herramientas para esos propósitos o para diseñar y desarrollar productos. Por ejemplo, establecer sistemas capaces de obtener y compartir ideas.

Finalmente, entre los managers de marketing consultados, las técnicas de automatización y colaboración parece ganar terreno sobre otras, favoritas de la prensa especializada. Blogs, podcasts y mash-ups son recursos que permiten aportar conocimientos a esfuerzos comunes o facilitar que las maquinas intercambien datos sin trabas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades