Virus espía: arrestan hackers y ejecutivos en Londres y Tel Aviv

El virus roba secretos de empresas invadidas, pero tiene potencial en materia de espionaje liso y llano. Su creador era discípulo de alguien que operaba para la inteligencia israelí. Ahora es consultor privado y resta importancia al virus.

Las detenciones, en Israel y Gran Bretaña abarcan diecioscho ejecutivos relevantes. Entre ellos, gerentes superiores de un famoso grupo alimentario, imporadores de Volvo y Honda en Tel Aviv y la fabrica de camiones Mayer. Tmbién están arrestados jefes de las tres mayores agencias de investigaciones privadas israelíes: Mod’in Ezrahí, Krojmal Tsviká y Pelosofi Balilí.

Justamente operativos de las tres agencias, contratados por empresas privadas, metieron un virus creado “ad hoc” en los sistemas de firmas rivales. Es del tipo conocido como “caballo de Troya”. Una vez insertados, permiten al atacante leer contenidos y archivos a distancia. Pueden llegar a manejar las computadoras infectadas y eso es lo que sucedió en el caso israelí.

“No hay que asustarse”, señala Mija’el Buzaglo, uno de los “hackers” más famosos del país, célkebre porque –trabajando para el Shin Bet (inteligencia militar israelí), forzó el sitio de la guerrilla libanes Hezbol-lá. Pionero en “caballos de Troya”, el hoy consultor privado señala: “Estas cosas pasan cada día menos. Las empresas están mejorando la seguridad de sus sistemas y no es tan fácil deslizar ese tipo de virus”. En esta oportunidad, adaptado por Mija’el Ha’efratí, alumnos de Buzaglo.

Sin embargo, ahora la pirateada involucra investigadores privados, compañías que los inducen a delinquier y un virus a medida. A tal punto que, cuando las autoridades detectaron los ataques, ya estaban alcanzando Londres.

Las detenciones, en Israel y Gran Bretaña abarcan diecioscho ejecutivos relevantes. Entre ellos, gerentes superiores de un famoso grupo alimentario, imporadores de Volvo y Honda en Tel Aviv y la fabrica de camiones Mayer. Tmbién están arrestados jefes de las tres mayores agencias de investigaciones privadas israelíes: Mod’in Ezrahí, Krojmal Tsviká y Pelosofi Balilí.

Justamente operativos de las tres agencias, contratados por empresas privadas, metieron un virus creado “ad hoc” en los sistemas de firmas rivales. Es del tipo conocido como “caballo de Troya”. Una vez insertados, permiten al atacante leer contenidos y archivos a distancia. Pueden llegar a manejar las computadoras infectadas y eso es lo que sucedió en el caso israelí.

“No hay que asustarse”, señala Mija’el Buzaglo, uno de los “hackers” más famosos del país, célkebre porque –trabajando para el Shin Bet (inteligencia militar israelí), forzó el sitio de la guerrilla libanes Hezbol-lá. Pionero en “caballos de Troya”, el hoy consultor privado señala: “Estas cosas pasan cada día menos. Las empresas están mejorando la seguridad de sus sistemas y no es tan fácil deslizar ese tipo de virus”. En esta oportunidad, adaptado por Mija’el Ha’efratí, alumnos de Buzaglo.

Sin embargo, ahora la pirateada involucra investigadores privados, compañías que los inducen a delinquier y un virus a medida. A tal punto que, cuando las autoridades detectaron los ataques, ya estaban alcanzando Londres.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades