Una nueva forma de promocionar sitios nuevos en Silicon Valley

Se trata de dejar de lado los blogs para “techies”, para entendidos, y murmurarle al oído a todos los que integran el “who’s who” de Silicon Valley. Una tarea que corresponde más a relaciones públicas que a publicidad.

<p>Un poco la idea que prima es que las start-up necesitan entusiasmar a inversores y &eacute;stos no se sienten a gusto en sitios o blogs donde los muchachos tecnol&oacute;gicos hacen gala de sus conocimientos. <br />
Tal es la nueva forma de promocionar star-up en Silicon, Valley, donde la l&iacute;nea entre periodistas y todos los dem&aacute;s se est&aacute;n desdibujando y el n&uacute;mero de seguidores que tiene un experto en Twitter a veces es m&aacute;s importante que las viejas mediciones como la circulaci&oacute;n de un diario. <br />
<br />
Pasaron los d&iacute;as cuando era necesarios mencionar las start-up en revistas y televisi&oacute;n o incluso poner avisos en sitios y blogs tecnol&oacute;gicos. Ahora los gur&uacute;es de relaciones p&uacute;blicas cortejan las voces m&aacute;s influyentes en la seb social para que den su apoyo a empresas nuevas, sitios o dispositivos. Esta es una transformaci&oacute;n que analistas y profesionales dicen transformar&aacute; para siempre el papel de las RR.PP en el mundo de los negocios y particularmente en Silicon Valley. <br />
<br />
Si bien las relaciones p&uacute;blicas es apenas una flecha m&aacute;s en la colecci&oacute;n de marketing para muchas compa&ntilde;&iacute;uas, juegan un papel especialmente importante en el &aacute;rea donde docenas de start-up nacen todos los meses. Sin dinero para publicidad, esas compa&ntilde;&iacute;as desconocidas tienen que promocionarse ante posibles usuarios,k inversionistas, empleados y socios. <br />
En el nuevo mundo de medios sociales, la gente de relaciones p&uacute;blicas debe conocer centenares de escritores, bloggers y usuarios de Twitter en lugar de tener seis reporteros.<br />
<br />
En el nuevo mundo de medios sociales, la gente de RR.PP. debe conocer a mucha gente que escribe blogs o que usa Twitter; eso se considera m&aacute;s &uacute;til que usar los servicios de los mejores reporteros. El ejemplo en este giro de actitud parece ofrecerlo Brook Hammerling, 35 a&ntilde;os, fundadora de Brew Media Relations. Esta experta en relaciones p&uacute;blicas del medio tecnol&oacute;gica parece conocer a todos. Hasta logra que le atienda el tel&eacute;fono larry Ellison, CEO de Oracla, cuando muchos periodistas no lo logran. <br />
<br />
Brooke lleg&oacute; a Silicon Valley de la costa este en 1997, junsto cuando la locura de las punto como se acercaba a su punto culminantes y se comenzaba a cimentar el papel fundamental de las RR.PP, en el mundo de las start-up. Y la evoluci&oacute;n de sus propias t&aacute;cticas corrieron en paralelo con las siempre cambiantes incursiones del marketing que hacen de esta &aacute;rea un caldo de cultivo para la experimentaci&oacute;n promocional. <br />
<br />
Dena Cook, socia comercial de Hammerling en Brew Media Relations, recuerda los a&ntilde;os dorados cuando las start-up enviaban gordos cheques a las firmas de RR.PP que &eacute;stas e&iexcl;ten&iacute;an que devolver poorque no ten&iacute;an lugar para nuevos clienges. Cuando una <em>start- up </em>lograba acorralar a un asesor de RR.PP, no siempre importaba si ten&iacute;a o no un negocio s&oacute;lido. REcuerda que un diario regional sac&oacute; una gran nota laudatorio sobre uno de sus clientes el mismo d&iacute;a que la compa&ntilde;&iacute;a cerr&oacute;.<br />
<br />
En aquellos d&iacute;as, las herramientas del negocio est&aacute;n limitadas a comunicados de prensa y cartas personalizadas y las consabidas fiestas. Esos acontecimientos inclu&iacute;an martinis y champagne, langosta y camarones. Todo eso celebraba empresas que todav&iacute;a ten&iacute;an que demostrar que pod&iacute;an ganar plata. En aquellos d&iacute;as, tambi&eacute;n llevaba unos seis meses llevar al mercado un producto nuevo, o una <em>start-up</em>. <br />
<br />
Pero el surgimiento de los blogs y las redes sociales &ndash; y la capacidad de las empresas para postear informaci&oacute;n en sus propios sitios &ndash; transform&oacute; todo eso. Gradualmente desaparecieron los plazos y hasta las revistas mensuales ofrec&iacute;an sitios que publicaban historias minuto a minuto. <br />
<br />
Para las empresas nuevas que tratan de divulgar su mensaje, todo esto tiene sabor a liberaci&oacute;n. Para los publicistas, la era del e-mail, de los blogs y de Twitter tiene la posibilidad de convertir a los profesionales en RR.PP en los guardianes de las puertas del negocio. <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades