TV en 3D resultó un fiasco

Muchas cosas terminan en el cementerio tecnológico y parece que la televisión en 3D es una candidata. Los últimos dos fabricantes que quedaban de televisores en 3D anunciaron que los discontinúan. La tecnología no genera demanda suficiente.

Son LG y Sony, que le siguen a Samsung y abandonan la tecnología que se decía sería “el futuro del entretenimiento hogareño”. ¿Qué fue lo que pasó? Simplemente no hubo suficiente interés de parte de los consumidores y muchos creen que es porque a la gente no se gusta ponerse lentes especiales para ver la televisión. Otro elemento que contribuyó fue la escasez de películas y programas de calidad que usaran la tecnología.

 

Ahora los fabricantes se están dedicando a nuevas tecnologías, como alcance de alta dinámica y televisores ultra-delgados.

En la Exposición Consumer Electronics de este año en Las Vegas, LG presentó una TV que, cuando se la cuelga en la pared, sobresale de la superficie apenas unos pocos milímetros.

 

El año pasado, la japonesa Funai Electric, que fabrica la marca Sanyo, fabricó la última videocasetera para VHS al ver que la caída de la demanda hacía difícil conseguir los repuestos necesarios. Las videocaseteras Betamax, en cambio, desaparecieron en 2002.

No todas las nuevas tecnologías tienen suerte.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades