Se populariza la luz LED

Las bombitas de luz LED -- light-emitting diode – usan menos energía que las incandescentes. Muchos dicen que será la luz del futuro porque ahorra mucho más que los actuales fluorescentes compactos y porque duran muchísimo más.

La industria de la iluminación finalmente ha encontrado un reemplazo  para el foco incandescente que a la gente parece gustarle. La vida de un foco LED es mucho más larga que la de los focos convencionales.  Aunque cuesta veinte veces más que los viejos incandescentes, la luz de los “diodos que emiten luz†dura mucho más y usa mucha menos electricidad, un ahorro que la gente comienza a apreciar.  Como la luz de estas bombitas procede de chips, las empresas están desarrollando aplicaciones de software que permiten a los usuarios controlarla con tablets y teléfonos inteligentes. Quienes siguen de cerca los desarrollos en iluminación no dudan en afirmar que la tecnología LED será en cuatro o cinco años más la iluminación más popular de todas que están en circulación.

20% de las ventas de Philips, ya corresponden a iluminación LED. Los tradicionales focos incandescentes, aunque baratos, son muy ineficientes pues gastan gran cantidad de energía en calor al bombear electricidad hacia los filamentos para hacerlos brillar.

La primera alternativa que surgió para reemplazarlos– los bombillos fluorescentes compactos, dejó a mucha gente insatisfecha. La luz es más penetrante, más fría, demora en calentar y contiene materiales tóxicos.
La LED es más cara pero ofrece mejor calidad de luz y más flexibilidad. Gracias a una fuerte acción de marketing, los consumidores están comenzando a descubrir su atractivo.

 Para los fabricantes, los nuevos bombillos plantean un desafío nuevo.  Prometen más márgenes de ganancia, pero como pueden durar décadas, la gente comprará menos focos, de cualquier tipo. La Energy Information Administration estima que las ventas totales de bombillos de luz caerá casi 40% para 2015 a sólo 1.520 millones de unidades y seguirán cayendo hasta llegar a 530 millones en 2035. El cálculo es que la luz LEDF irá dominando una porción cada vez más grande del mercado norteamericano.

No extraña entonces que haya muchas compañías compitiendo por establecerse como marcas populares. “La compañía que logre dominar hará mucho dineroâ€, dice Philip Smallwood, analista del mercado lumínico de la consultora IMS Research. “Por eso hay un fuerte entusiasmo por entrar temprano.â€

Con mucha demanda de este tipo de luz para otros usos — teléfonos, pantallas de computadora, luces en el automóvil y luz callejera – los fabricantes hay desarrollado tecnologías que aprovechan economías de escala para así poder bajar los costos.

En los sectores comercial e industrial, el uso de luz LED es más común que en el residencial porque las empresas piensan en el costo beneficio a largo plazo más que los particulares, a quienes todavía les sigue importando más el precio al momento de comprar. 

Goldman Sachs estima que en el sector residencial la penetración de las LED subirá de 3% registrado el año pasado a 16% en 2015, todavía muy por detrás de los sectores comercial e industrial además de las aplicaciones al aire libre como estacionamientos y carteles públicos.

Por último, en un esfuerzo por transformar el bombillo de luz en un objeto que los consumidores puedan mostrar a sus amigos, los fabricantes están agregándole funciones que, en última instancia, podrían adaptarse a un sistema general de automatización del hogar.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades