Samsung sigue muy bien, gracias

A pesar de teléfonos que explotan y escándalos de corrupción, Samsung tuvo un excelente trimestre con aumento en las ventas de componentes y pantallas.

A juzgar por todo lo que le ha pasado, la compañía debería andar a los tropezones. El desastre de las explosiones del Galaxy Note 7 y su posterior discontinuación era suficiente para desacreditar a todos sus smartphones.

Como si eso fuera poco su líder actual, Lee Jae-yong, se encuentra enredado en un escándalo de corrupción nacional en el que se lo acusa de sobornar la gurú espiritual del presidente de Corea.

Sin embargo, el desempeño financiero de la compañía muestra pocas señales de preocupación. Sus ganancias trimestrales y anuales muestran que el negocio de los componentes sigue fuerte. Obtuvo ganancias similares a las del año anterior, eso es menos que en 2013 pero mucho más que antes del boom de los smartphones.

Las ganancias operativas del cuarto trimestre fueron las mejores de los últimos tres años.

La división semiconductores y pantallas sigue creciendo. Las ventas de chips de memoria, por ejemplo, crecieron 18% anual durante el cuarto trimestre. Y sigue creciendo mientras la división teléfonos de reduce.

Por lo tanto, parece que Samsung va a seguir estando protegida de cualquier otro inconveniente con los smartphones o de las consecuencias de las explosiones del Galaxy Note 7, y también de la desaceleración en el mercado de los smartphones.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades