Reforman la ley para privatizar acciones de Enitel en Nicaragua

La modificación efectuada por el Parlamento cambia el mecanismo de pago de 40% de las acciones de Enitel, y permite a la virtual firma oferente que gane la licitación cancelar en efectivo 40% y el resto en 5 años.

(EFE).- El Parlamento de Nicaragua aprobó ayer (martes 27) una reforma a la Ley para privatizar 40% de las acciones de la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel), que amplía la participación de los oferentes y facilita su pago.

La reforma, que logró 50 votos a favor, 32 en contra y 7 abstenciones, fue enviada el pasado 23 de marzo con carácter de urgencia por el presidente nicaragüense, Arnoldo Alemán.

En el debate de la ley intervinieron 11 de los 36 diputados del Frente Sandinista de Liberación (FSLN) para exponer que la venta de esas acciones “nada bueno” dejan al país y, por el contrario, provocan corrupción, porque dos ex presidentes de Enitel, Gabriel Levy y Jorge Solís, están prófugos de la justicia.

Mientras sus adversarios del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, en el poder) guardaban silencio, los diputados sandinistas se manifestaron en contra de las privatizaciones, que generan aumentos en el coste de los servicios públicos, como electricidad y agua.

La reforma aprobada cambia el mecanismo de pago de 40% de las acciones de Enitel, y permite a la firma oferente que gane la licitación cancelar en efectivo 40% de su valor y el resto en un plazo máximo de cinco años.

El precio base de ese lote de acciones de la telefonía estatal de Nicaragua se fijó en septiembre del año pasado en US$ 79 millones, cuando no se concretó la privatización, porque France Cable y Radio ofreció una suma menor.

La primera oferta para vender las acciones de Enitel se presentó en 1995, durante el período de la ex presidenta Violeta Chamorro, que no tuvo éxito, y una segunda oportunidad también se malogró en 1998.

La reforma reduce de US$ 1.200 a 200 millones el requisito de patrimonio para el oferente, el de facturación disminuye de US$ 1.000 a 300 millones al año, la cantidad de abonados de 500.000 a 300.000, y su experiencia de cinco a tres años.

En la ley, los parlamentarios mantienen la venta de 10% de las acciones de Enitel a sus empleados y funcionarios, además de donarles otro 1%, y prevén que el restante 49% se venda al sector privado en un futuro sin precisar.

(EFE).- El Parlamento de Nicaragua aprobó ayer (martes 27) una reforma a la Ley para privatizar 40% de las acciones de la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel), que amplía la participación de los oferentes y facilita su pago.

La reforma, que logró 50 votos a favor, 32 en contra y 7 abstenciones, fue enviada el pasado 23 de marzo con carácter de urgencia por el presidente nicaragüense, Arnoldo Alemán.

En el debate de la ley intervinieron 11 de los 36 diputados del Frente Sandinista de Liberación (FSLN) para exponer que la venta de esas acciones “nada bueno” dejan al país y, por el contrario, provocan corrupción, porque dos ex presidentes de Enitel, Gabriel Levy y Jorge Solís, están prófugos de la justicia.

Mientras sus adversarios del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, en el poder) guardaban silencio, los diputados sandinistas se manifestaron en contra de las privatizaciones, que generan aumentos en el coste de los servicios públicos, como electricidad y agua.

La reforma aprobada cambia el mecanismo de pago de 40% de las acciones de Enitel, y permite a la firma oferente que gane la licitación cancelar en efectivo 40% de su valor y el resto en un plazo máximo de cinco años.

El precio base de ese lote de acciones de la telefonía estatal de Nicaragua se fijó en septiembre del año pasado en US$ 79 millones, cuando no se concretó la privatización, porque France Cable y Radio ofreció una suma menor.

La primera oferta para vender las acciones de Enitel se presentó en 1995, durante el período de la ex presidenta Violeta Chamorro, que no tuvo éxito, y una segunda oportunidad también se malogró en 1998.

La reforma reduce de US$ 1.200 a 200 millones el requisito de patrimonio para el oferente, el de facturación disminuye de US$ 1.000 a 300 millones al año, la cantidad de abonados de 500.000 a 300.000, y su experiencia de cinco a tres años.

En la ley, los parlamentarios mantienen la venta de 10% de las acciones de Enitel a sus empleados y funcionarios, además de donarles otro 1%, y prevén que el restante 49% se venda al sector privado en un futuro sin precisar.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades