Radar policial que ve “dentro†de las casas

En Estados Unidos por lo menos 50 organizaciones policiales comenzaron secretamente a utilizar radares que les permiten ver el interior de los hogares.

 

Los radares les permiten ver si hay alguien adentro, una práctica que preocupa por el alcance de la vigilancia gubernamental. Esos organismos, incluidos el FBI y el Servicio Policial estadounidense, comenzaron a utilizar los sistemas de radares hace más de dos años sin que las cortes judiciales o el público prestaran atención y sin que hubiera anuncio público alguno sobre cuándo o cómo se usarían. La tecnología plantea graves problemas de seguridad porque la suprema Corte de Estados Unidos ha dicho que los funcionarios por lo general no pueden usar sensores de alta tecnología para que les informen sobre el interior de una casa sin obtener primero una orden de cateo.

 

Los radares funcionan como detectores de movimiento de alta sensibilidad y usan ondas radiales para detectar movimientos tan sutiles como la respiración humana a una distancia de más de 50 pies. Pueden detectar si hay alguien en el interior de una casa, dónde está y si se mueve.

 

Funcionarios federales actuales y anteriores dicen que la información es fundamental para mantener a los oficiales a salvo si tienen que irrumpir en los edificios o rescatar rehenes. Pero jueces y defensores de la privacidad han expresado su preocupación por las circunstancias en las que las agencias del orden pueden estar usando los radares y por la realidad que hasta ahora lo han hecho sin control público.

 

El uso que los agentes hicieron de los radares era desconocido hasta diciembre, cuando una corte federal de apelaciones en Denver dijo que los oficiales habían usado uno antes de entrar a una casa a arrestar a un hombre buscado por violar su libertad condicional. Los jueces expresaron alarma porque habían usado la nueva tecnología sin una orden de allanamiento y advirtieron que “el uso de una herramienta tan poderosa sin autorización del gobierno plantea graves cuestiones a la cuarta enmienda.”

 

Sin embargo, la tecnología no es nueva. Los registros de contratos muestran que el Servicio Policial comenzó a comprar los radares en 2012 y que hasta ahora ha gastado por lo menos US$ 180.000 en ellos.

 

El vocero del Departamento de Justicia, Patrick Rodenbush, ha dicho que están revisando la decisión de la corte. Dijo que el Servicio Policial “persigue y arresta en forma rutinaria a delincuentes violentos sobre la base de causas probables preestablecidas por crímenes serios.

 

El dispositivo que ellos y otros están usando, conocido como el The Range-R, muestra si ha detectado movimiento del otro lado de una pared y, en ese caso, a qué distancia está, pero no muestra una imagen que lo que es o de lo que está ocurriendo adentro. El fabricante del The Range-R , L-3 Communications, estima que ha vendido unas 200 unidades a 50 instituciones del orden a un costo aproximado de US $6,000 cada uno.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades