¿Podrán los bots salvar a Microsoft?

La compañía creada por Bill Gates sigue  entre las más rentables del mundo, pero hoy no es sinónimo de futuro. Lleva años corriendo  detrás de Google y de Apple. Ahora apuesta a la Inteligencia Artificial para recuperar la delantera.

En 2015 tuvo ingresos operativos por valor de US$ 16.400 millones, detrás de Alphabet (US$ 19.900 millones) y de Apple (US$ 53.400 millones) pero bastante más delante de Facebook y de Amazon. Lo mismo podría decirse de Wal-Mart. Por grande que sea, nadie piensa que sea el futuro del retail.

  

Pero a diferencia de Wal-Mart Microsoft no depende de una pesada herencia hecha de ladrillos y cemento. Todavía sigue dependiendo de sus monopolios de Windows y Office para sus ingresos, pero en su condición de empresa de software que está sentada sobre una montaña de dinero en efectivo de alrededor de US$ 100.000 millones, tiene poder para reinventarse.

 

No lo consiguió con los smartphones pero su CEO Satya Nadella está decidido a recuperar su liderazgo en dos de las próximas Grandes Cosas: la nube e inteligencia artificial (IA)

 

“Hay robots (bots) en las nuevas aplicaciones, dijo Nadella en el discurso de apertura de la conferencia auspiciada por Microsoft para desarrolladores de software. Allí presentó “Conversations as a Platform”. Consiste en aprovechar el poder del lenguaje humano y aplicarlo en forma general a toda la computación. O sea, se trata de colocar las conversaciones en el corazón de la computación.

 

O sea, la próxima Gran Cosa, según Microsoft, será que la forma de usar computadoras sea mediante “bots” (robots) que entienden el lenguaje natural. “Es un concepto simple pero con impacto muy poderoso”, dijo Nadella en la conferencia. Esto quiere decir que las conversaciones serían las sucesoras de la interfaz gráfica de usuario, del mouse, te la pantalla táctil. La forma de interactuar con una computadora será la conversación.

 

Una visión para el futuro de la computación

 

Esta visión gira alrededor de tres actores principales: seres humanos, asistentes digitales y bots. Los humanos están en el corazón de las cosas pero los asistentes digitales como Cortana estarán siempre presentes en todos los dispositivos conociendo nuestras preferencias personales. Y finalmente los chatbots actuarán como intermediarios entre la gente, los asistentes y otros sistemas, ocupándose de tareas como la compra online, por ejemplo. Cortana es un asistente personal que ayuda a encontrar cosas en la PC, maneja el calendario, sigue el rastro de paquetes, encuentra archivos y conversa con nosotros.

 

Esta idea tiene mucho potencial. La idea es que los bots como el Cortana de Microsoft , que ya está compitiendo con el Siri de Apple y “Google Now” por el liderazgo en asistentes digitales , podrá hacernos una reserva de hotel , pedir un taxi queja en el departamento de servicio al cliente de un restaurante por ejemplo.

 

No es impensable que esto podría reemplazar al call center. Tampoco que reemplace al management mismo, una tarea que ya está siendo erosionada por el poder inteligente de los algoritmos. “Cortana for Business” promete simplificar y automatizar la toma de decisiones para casos de problemas complejos que implican variables múltiples que pueden cambiar en tiempo real. Si se vuelven cada vez más inteligentes puede llegar el momento en que desaparezca la necesidad de un ser humano tomando la decisión.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades