Pilas gigantes recargables, para usinas eléctricas del futuro

Enormes baterías recargables convertirán en realidad el sueño de una fuente energética viable y autorrenovable. Eso puede ser una opción a los combustibles fósiles, se sostuvo en una reunión de científicos.

13 septiembre, 2004

Peter Bruce, decano de la facultad de Química, universidad de St.Andrews (Escocia), señaló ante un grupo de académicos, expertos y ejecutivos que “el recalentamiento global y la escasez de nuevas reservas de hidrocarburos obligan a reducir la dependencia respecto de fuentes convencionales, para centrarse en el almacenamiento y la generación de energía autorrenovable”.

Ante un simposio de la British Scientifical Association, Bruce admitió –no obstante- que algunas fuentes alterativas tienen problemas de ritmo o continuidad. Por ejemplo, la energía eólica.

Ese inconveniente hace que varios investigadores busquen métodos más eficaces de acumular energía. Uno de ellos consiste en gigantescas pilas recargables. Esta tecnología permitiría que las plantas que fabrican baterías de litio fuesen ampliadas y modificadas para producir megaversiones de las mismas pilas que alimentan un celular.

“Ésas serán las usinas eléctricas venideras. Por supuesto –explica Bruce-, la estructura de las baterías será radicalmente distinta a las de hoy. Se precisarán nuevos materiales para cada uno de los tres componentes: ánodo (positivo), cátodo (negativo) y electrolito”.

Peter Bruce, decano de la facultad de Química, universidad de St.Andrews (Escocia), señaló ante un grupo de académicos, expertos y ejecutivos que “el recalentamiento global y la escasez de nuevas reservas de hidrocarburos obligan a reducir la dependencia respecto de fuentes convencionales, para centrarse en el almacenamiento y la generación de energía autorrenovable”.

Ante un simposio de la British Scientifical Association, Bruce admitió –no obstante- que algunas fuentes alterativas tienen problemas de ritmo o continuidad. Por ejemplo, la energía eólica.

Ese inconveniente hace que varios investigadores busquen métodos más eficaces de acumular energía. Uno de ellos consiste en gigantescas pilas recargables. Esta tecnología permitiría que las plantas que fabrican baterías de litio fuesen ampliadas y modificadas para producir megaversiones de las mismas pilas que alimentan un celular.

“Ésas serán las usinas eléctricas venideras. Por supuesto –explica Bruce-, la estructura de las baterías será radicalmente distinta a las de hoy. Se precisarán nuevos materiales para cada uno de los tres componentes: ánodo (positivo), cátodo (negativo) y electrolito”.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades