Obama quiere una Internet abierta

El presidente de EEUU ha solicitado al organismo regulador de las comunicaciones de su país que prohíba los denominados “canales rápidos” en Internet y que se reclasifique el servicio de banda ancha como un servicio público sin portones cerrados.

11 noviembre, 2014

Según el principio de “neutralidad de la red”, todo el tráfico en internet debe ser tratado de la misma forma. Garantizar la no es otra cosa que obligar a los proveedores de acceso a Internet -Telefónica, Vodafone, AT&T…- a no dar prioridad a unos contenidos frente a otros, por ejemplo, a Facebook frente a Google, La intervención de Obama se produjo luego de una ola de protestas de los usuarios  a la propuesta de la FCC de permitir que los proveedores de internet (ISP) cobre servicios como YouTube para llegar a los clientes a mayor velocidad.

Obama unió su voz a la de grupos de consumidores y empresas de tecnología como Google y Facebook  y dijo que debería prohibirse la priorización paga que permitirá a algunos proveedores de servicios de internet cobrar a empresas de contenidos como Netflix para llegar a los consumidores a mayor velocidad.

Esto quiere decir, aclaró Obama que “ningún servicio debería empantanarse en una “camino lento”  porque no paga una cuota. Ese tipo de bloqueo afectaría la igualdad de todos en el campo de juego, tan necesaria para el crecimiento de Internet”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades